Fm Ideal 100% Online Desbaratan banda y laboratorio que producía droga sintética; hay seis imputados – Fm Ideal 90.1

Desbaratan banda y laboratorio que producía droga sintética; hay seis imputados

Un gramo de la sustancia que producían se cobra en el mercado entre $ 1.500 y $ 2.000 y “es muy peligrosa para la salud humana”, dijo el jefe de Policía de Montevideo.

Desbarataron laboratorio de droga sintética. Fotos: Ministerio del Interior

Este jueves, en el marco de la Operación Eros, la Brigada Antidrogas logró allanar y desbaratar un laboratorio de producción de droga sintética, el primero de estas características que se encuentra en Uruguay. En la tarde de este viernes, el jefe de Policía de Montevideo, Marío D’Elía, informó en conferencia de prensa que por esta causa fueron condenadas seis personas: tres mujeres y un hombre uruguayos, además de un ciudadano colombiano y uno venezolano.

Este laboratorio, dijo D’Elía, era comandado por los extranjeros y en él se encontraron varios tipos de droga sintética, entre los que estaban Tussi, LSD, éxtasis, cristales. Además, se halló cocaína y marihuana.

La droga que se producía en el lugar era vendida en fiestas electrónicas y clandestinas y se comercializaba entre $ 1.500 y $ 2.000. “Y es muy peligrosa para la salud humana”, dijo el jerarca policial.

El laboratorio estaba ubicado en el barrio Peñarol. 

Su consumo puede generar problemas tanto a corto como a largo plazo. Foto: Shutterstock. Archivo.

Alerta por la “cocaína rosa”

Su nombre se puede encontrar como Tussi o Tuci, en eso no hay acuerdo. En lo que sí todos concuerdan es en su peligrosidad. La llamada “cocaína rosa”, una de las sustancias halladas en el laboratorio del barrio Peñarol, ya llamaba la atención de las autoridades desde hace al menos dos años.

Según había informado El País, la droga se comercializaba en polvo o en pastillas y se trata de una sustancia que, según afirman quienes la han estudiado, altera todos los sentidos.

Tussi o Tuci es una fenetilamina (sustancia sintética o de diseño) con propiedades alucinógenas que se hizo popular a mediados de la década de 1980. Se comercializa en forma de polvo para inhalación nasal o comprimidos de uso oral y su perfil farmacológico de los alucinógenos sintéticos es similar al del LSD y otras sustancias alucinógenas de origen vegetal.

Su efecto comienza a los 15 o 20 minutos de consumirse y puede permanecer en el organismo entre cuatro y ocho horas. La persona experimenta alucinaciones y el poder de la imaginación se magnifica, pudiendo llegar a causar un estado de pánico.

Fuente: Elpaís