>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Delitos informáticos en auge por la pandemia: indagan a banda porteña y a bancarios por estafas – Fm Ideal 90.1

Delitos informáticos en auge por la pandemia: indagan a banda porteña y a bancarios por estafas

Cuatro fiscales pesquisan hackeos de cuentas bancarias, transferencias ilegales y maniobras en ventas de aparatos electrónicos en redes sociales.

Se realizaban falsas maniobras por redes sociales. Foto: AFP

Pasaron casi tres meses desde que una licenciada en enfermería recibió una tarjeta internacional en su casa por correo. En el primer resumen de cuenta le vino una deuda de US$ 5,9 por una aplicación vinculada a Apple. Como no conocía o no leyó con atención el resumen de cuenta de la tarjeta, ese gasto le pasó desapercibido.

Al comenzar el segundo mes de poseer el plástico, una aplicación de la tarjeta en su celular le informó que tenía una deuda por US$ 86. No había hecho ninguna compra en dólares.

Esta vez la usuaria sí revisó con detenimiento el estado de cuenta de la tarjeta. Vio que en el segundo mes le llegó por segunda vez el pago a Apple de US$ 5,9. Preocupada, llamó por teléfono a la empresa emisora de la tarjeta y relató que no tenía ningún producto de la marca Apple. Su celular era un Samsung. La funcionaria de la firma emisora de la tarjeta le dijo que concurriera a la empresa a denunciar.

Casos de estafas vinculadas a tarjetas de créditos, vaciamientos de cuentas bancarias mediante hackeos o “cuentos del tío” y maniobras en ventas de aparatos electrónicos en redes sociales, se incrementaron durante la pandemia. Por lo menos cuatro fiscales poseen expedientes sobre maniobras. Esas investigaciones generaron procesamientos de delincuentes.

Desde el segundo semestre del año pasado, el fiscal de Delitos Económicos, Enrique Rodríguez, indaga hackeos a cuentas de un banco de plaza y transferencias ilegales de dinero a otras instituciones.

Rodríguez también investiga a una banda de argentinos que, mediante llamadas telefónicas, realizaban “el cuento del tío” a personas mayores haciéndose pasar por familiares que solicitaban que entregaran dinero a un supuesto gerente de un banco. El supuesto gerente llegaba a la casa de la víctima y retiraba el dinero en un sobre. Días más tarde, cuando hablaban con sus familiares, las víctimas se enteraban de que habían sido engañadas.

Rodríguez sospechó que funcionarios bancarios habían “pasado” el dato de las víctimas, pero esa presunción nunca se transformó en una línea de investigación por falta de pruebas.

Otra maniobra para tener acceso a cuentas bancarias es investigada por el fiscal Diego Pérez. Mediante mails maliciosos en los que ofrecían herencias y premios millonarios, una banda uruguaya de delincuentes pedía que dueños de cuentas bancarias cambiaran sus contraseñas. Mediante esa metodología, los delincuentes se apoderaban de las claves de las víctimas y vaciaban sus cuentas.

Los delincuentes acceden a información sobre personas mayores con dinero ahorrado. Foto: Shutterstock

Para la Fiscalía ello no quita que esos delincuentes manejaran información de adentro del banco. “Hay una organización, cuyos integrantes tienen especialización y capacitación en temas informáticos, que realiza esas estafas”, dijo Pérez al ser consultado por El País. Y agregó: “Los usuarios quedan expuestos. La investigación dejó de manifiesto la vulnerabilidad y fragilidad del sistema” bancario.

Desde mediados de 2020, la fiscal Sabrina Flores también investiga una denuncia presentada por un usuario de una cuenta bancaria hackeada. La investigación de Flores continúa abierta.

El también fiscal especializado en Delitos Económicos, Ricardo Lackner, indaga una maniobra a través de Facebook por parte de una organización argentina. Los delincuentes ofrecen préstamos sin clearing y sin garantías. Lackner pidió colaboración de la Policía argentina para dar con otros integrantes de la banda.

Una fuente de la investigación dijo a El País que la sospecha de filtración de información por parte de funcionarios bancarios existe. En una conversación con el jerarca de una de las instituciones bancarias afectadas, un fiscal le dijo: “Ustedes tienen un ‘topo’ ahí adentro. No puede ser que los estafadores siempre pongan la mira en cuentas que tienen dinero”.

“Los cara de niños” y una maniobra que muta

En Argentina los denominan los “Cara de Niños” porque los que iban a levantar el dinero a las casas de las víctimas eran personas jóvenes y bien vestidas. En 2017 la banda desembarcó en Uruguay. Dejó un tendal de víctimas. Investigadores de la Dirección de Crimen Organizado identificaron a varios estafadores y ubicaron sus autos gracias a filmaciones. A partir de ahí, los delincuentes dejaron de usar autos; circulan por calles oscuras y usan pelucas para no ser identificados.

Cómo vacían las cuentas los estafadores

El 14 de octubre de 2020, el abogado Carlos Maqueira, en representación de una anciana de 83 años y de su hijo, presentó una denuncia por estafa en el Departamento de Delitos Informáticos de la Dirección de Crimen Organizado. La denuncia es investigada hoy por la fiscal Sabrina Flores.

El escrito, al que accedió El País, dice que los hackeos fueron realizados por un grupo delictivo integrado por cinco venezolanos. En la maniobra los delincuentes hicieron 11 operaciones bancarias internas en la cuenta de los damnificados, pasando su dinero de pesos a dólares para “tantear” el sistema de seguridad del banco. Luego trasladaron el dinero a seis cuentas de ellos a través de 29 retiros. Estos fueron por montos que oscilaron entre los US$ 500 y US$ 1.000.

La cifra total retirada de la cuenta de los denunciantes alcanzó los US$ 16.347. Para acceder a las cuentas de la anciana y su hijo, los delincuentes lograron ingresar a la computadora de la hija de la víctima, que trabaja en un shopping. Con esa computadora, la hija monitoreaba los estados de cuenta de la víctima. “Esa computadora y otras existentes en el shopping fueron usadas para intentar operaciones delictivas similares contra cuentas de otros bancos, las que fueron bloqueadas por la seguridad de esas instituciones”, dice la denuncia.

Fuente: Elpaís