FM Ideal En Vivo Defensa “social” de la Rendición de Cuentas generó polémica con el FA – Fm Ideal 90.1

Defensa “social” de la Rendición de Cuentas generó polémica con el FA

El término “Rendición social”, usado por el diputado del Partido Nacional Sebastián Andújar para defender el proyecto derivó en un duro debate con el Frente Amplio, que rechazó el concepto.

Votación en la Cámara de Diputados del proyecto de ley de Rendición de Cuentas. Foto: Leonardo Mainé

El término “Rendición social”, usado por el Partido Nacional para defender el proyecto de ley del Ejecutivo, derivó ayer en un duro debate con el Frente Amplio, que cuestionó el concepto al afirmar que “se aprieta el bolsillo a la gente” para “sobrecumplir” las metas fiscales.

“A un año de haber asumido el gobierno, atravesado por una pandemia que afectó al mundo entero, tenemos el orgullo de decir que estructuralmente esta es una Rendición social manejada a través de una tormenta”, aseguró ayer el miembro informante del Partido Nacional, Sebastián Andújar. Explicó que usó el término porque “el Mides dio una rápida respuesta” y los beneficiarios de las políticas sociales aumentaron 40% y las transferencias sociales se incrementaron en 56%, alcanzando a 840.000 uruguayos.

Larga jornada

Cerca de las cuatro de la mañana de este martes finalizó el primer día de votación de la Rendición de Cuentas en la Cámara de Diputados. Según informó el legislador nacionalista Juan Martín Rodríguez en su cuenta de Twitter, el proyecto fue votado en general con los votos de los diputados de la coalición de gobierno (55 en 97). 

A su vez indicó que sobre las 13:00 de este martes se comenzará a votar en la Cámara de Diputados el articulado que compone el proyecto. 

A eso sumó la aprobación de un fideicomiso para atender el realojo de asentamientos (con fondos provenientes del Instituto de Colonización) y explicó que tanto por ese motivo como por el aumento de las transferencias sociales creía atinado el término: “Rendición de Cuentas social”. En el informe en mayoría, el diputado rechazó lo que dijo son “motes que descalifican”, en referencia a las críticas de la oposición y a palabras como “ajuste” o “recorte”.

En nombre del Frente Amplio, el diputado Gustavo Olmos cuestionó el “sobrecumplimiento” de las metas fiscales. “Ni el gasto o el ahorro son valores en sí mismos, hay que mirarlo según la circunstancia. Esta Rendición plasma un sobrecumplimiento de las propias metas del gobierno”, resumió.

Olmos dijo que hubo menos déficit del que el Ejecutivo estaba dispuesto a tener y la contracara de eso es “que no se hizo todo lo que podía haberse hecho para amortiguar la pandemia”. “El gobierno sobrecumplió su meta fiscal cuando estaba dispuesto a gastar US$ 140 millones más. Pero no gastó, sobrecumplió su incremento de gasto en US$ 270 millones y se endeudó en US$ 400 millones menos de lo que podía hacerlo”, señaló a modo de ejemplo.

Pero uno de los puntos más fuertes del debate se produjo con la intervención de la diputada del Movimiento de Participación Popular (MPP) Bettiana Díaz, quien afirmó que pese a la pandemia el gobierno “siguió al pie de la letra el ajuste fiscal planificado”, en relación al ahorro solicitado a la administración central en el decreto número 90-020.

Y en respuesta a Andújar, preguntó: “¿Qué tenemos en esa Rendición de Cuentas con impacto social?”. “Sube todo, menos los salarios y suben muchos sueldos de los cargos de confianza”, se contestó.

“Se aumenta el sueldo de los adscriptos a $ 171.000 pesos y se da la posibilidad de crear nuevas compensaciones. Ahí sí aparecen los aumentos. Este es el perfil social mientras le aprietan el bolsillo a la gente”, argumentó.

Díaz afirmó que “más que camisetear un ahorro de US$ 600 millones de dólares, el gobierno debería pedir disculpas cuando vemos que los que están cayendo en la pobreza son los niños”. Por lo que concluyó: “No tiene un perfil social”.

En la misma línea, la diputada del MPP Lilián Galán acusó a al gobierno de “desatender a las mayorías y distribuir a favor de las minorías”. “Hay que felicitar al equipo económico: lograron 100.000 nuevos pobres en un año, mientras ahorraban la pobreza en los niños fue la que más creció”, finalizó con ironía.

Por su parte, el diputado colorado Felipe Schipani consideró que esta “es una Rendición que privilegia lo social” y señaló que no admite “que se diga que hay desprecio por lo público”.

“Con menos o lo mismo se puede hacer más. No todo es presupuesto, sino saber gastar”, opinó en la misma línea el diputado colorado Jorge Alvear.

Asimismo, el diputado nacionalista Gonzalo Mujica coincidió en que se trata de “una Rendición austera”, pero destacó que se da el lujo de aumentar el presupuesto en tres proyectos sociales: primera infancia, fomento al empleo y realojo de asentamientos.

“Este gobierno, que decían era neoliberal, hace mejores políticas sociales que la que se hicieron en mucho tiempo”, finalizó.

“Despilfarro”.

Desde el lado de la coalición, para defender al gobierno le pasaron factura al Frente Amplio por inversiones fallidas y el “despilfarro”. Como ejemplo citaron: Ancap, Pluna y Gas Sayago. El primero en hacer mención al tema fue el diputado colorado Conrado Rodríguez. “Este gobierno recibió las cuentas con un déficit muy importante, con un rojo muy importante. Se habían perdido 56.000 empleos”, enfatizó.

Tras comparar la pandemia con un “tsunami”, Rodríguez afirmó que se la enfrentó “manteniendo el gasto social”. “Es una Rendición austera, no le tengo miedo a hablar de austeridad porque veníamos de años de despilfarro que generaron agujeros negros”, subrayó.

La diputada Valentina Dos Santos (Partido Nacional) se mostró sorprendida de las críticas del FA, por ser “quienes crearon un monumento al despilfarro y al desperdicio del dinero público en el mar por US$ 100 millones”, en alusión a la regasificadora.

Los comentarios merecieron la respuesta de la diputada Díaz: “Realmente acá pasa lo que relatábamos hoy, de 2020 se habla muy poco. Se hizo tan poco, que para justificar el ahorro hay que apelar a la herencia”, finalizó.

Pandemia del COVID-19

La Cámara de Diputados empezó ayer a votar el proyecto de ley de Rendición de Cuentas y ejecución presupuestal del año 2020, el cual estuvo marcado por la pandemia, que se llevó ayer una parte importante del debate en sala. Además, la Cámara votó varios cuartos intermedios para “sanitizar” la sala como medida de prevención.

“Dime con quién andas y veré para dónde vas”

Una intervención de la diputada Claudia Hugo (Asamblea Uruguay), pareja del exministro de Economía Danilo Astori, generó polémica por el tono de su discurso.

La legisladora comenzó diciendo que “la Rendición demuestra una desconexión total con la acuciante realidad económica que sufren miles de uruguayos a lo largo el país”.

Aseguró que en un año y medio de la administración del presidente Luis Lacalle Pou se perdieron 60.000 puestos de trabajo y hay 100.000 nuevos pobres. Además, señaló que “el gobierno no hizo nada” para atender a jóvenes, niños y adolescentes, y que “por el contenido de la Rendición no hará nada” de aquí en más.

“Se expresa en la Rendición que toda la brillante política social se hizo sin aumento de impuestos y esto es obviamente falso porque se aumentó el IVA, el IASS, el Imesi y se creó un tributo transitorio a los funcionarios públicos”, añadió.

“Esta Rendición de Cuentas no da respuestas a la gente y no nos prepara para el día después de la emergencia sanitaria”, afirmó. Por lo que Hugo concluyó: “No hace otra cosa que profundizar la tragedia”.

En ese sentido afirmó que la Rendición “se trata de una receta para el desastre”. Luego citó al general Líber Seregni, quien señaló cierta vez: “para nosotros los frenteamplistas siempre va a estar el país y su gente y estaremos dispuestos a dialogar”.

Ni bien finalizó le tocó hablar al diputado nacionalista Álvaro Viviano, quien se mostró “sorprendido” por el tono de Hugo al referirse al gobierno. “A todo lo que los que conducían la política económica de este país le decían que no, ahora por arte de magia se le tiene que dar una solución”, cuestionó el legislador.

Además, señaló que el contenido de la intervención “dista mucho” de lo que fue el pensamiento de Seregni. “Por suerte se lo mencionó al final”, acotó.

A lo que agregó, en aparente referencia al ministro Astori: “Hay un dicho que dice algo así como ‘dime con quién andas y veré para dónde vas’”.

Fuente: Elpaís