>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Comprador de los autos de Marcelo Balcedo no quiso declarar ante la Fiscalía – Fm Ideal 90.1

Comprador de los autos de Marcelo Balcedo no quiso declarar ante la Fiscalía

La Junta Nacional de Drogas presentó en la pasada jornada una denuncia penal ante la fiscal Ana Vallverrdú por posible fraude.

En el remate se pretendía obtener US$ 250.000 por cuatro autos incautados a Balcedo. Foto: Leonardo Mainé

El enlace con la Policía de Nueva Palmira lo hizo un investigador de la Dirección de Crimen Organizado e Interpol de Montevideo. El policía se comunicó con la sección Investigaciones de la Policía palmirense y les pasó un cuestionario con las preguntas que debían hacerle al comprador, en una subasta de autos de alta gama. Los vehículos habían pertenecido al empresario y sindicalista argentino Marcelo Balcedo. Eran dos Porsche, un Chevrolet Camaro y una camioneta Range Rover.

El policía también informó a sus pares que la fiscal de Flagrancia de 6° Turno, Ana Vallverdú, había ordenado tomar declaraciones al mecánico que pujó por los tres vehículos en representación del comprador en una subasta realizada el jueves en el Ballroom del Radisson Victoria Plaza.

Poco después, un equipo de la Policía de Nueva Palmira se dirigió a la casa del comprador de los vehículos. En el lugar, los policías encontraron a esa persona en estado de ebriedad. Pese a que los policías le informaron que cumplían un requerimiento de la Fiscalía y de la Policía de Montevideo, el comprador se negó a ser interrogado en una sede policial. Vallverdú decidirá si ordena su detención y traslado a una seccional para realizarle un interrogatorio.

La subasta.

El remate empezó pasadas las 11:00 horas del jueves 25. Había una buena cantidad de público.

El rematador Mario Molina comenzó a ofrecer los autos. Las pujas en la sala de la subasta eran constantes. Entre los interesados se encontraba la esposa de Balcedo, Paola Fiege, que no hizo ninguna oferta por los autos.

En cambio, el mecánico pujó por los cuatro autos subastados. No logró quedarse con el Porsche Boxter. Sí superó las ofertas realizadas por el Porsche Panamera, el Chevrolet Camaro y la camioneta Range Rover. Los cuatro autos se remataron por US$ 412.000.

Al finalizar el remate, Molina lo invitó a pasar a una sala privada para pagar la seña, unos US$ 164.000. En ese momento, el mecánico dijo que representaba a un empresario de Nueva Helvecia que tenía dinero colocado en una escribanía y en campos.

Además de la Porsche Panamera, también fueron subastados un Porsche Boxter, una camioneta Range Rover y un Chevrolet Camaro. Foto: Leonardo Mainé

El mecánico llamó a la hija del supuesto comprador para que firmara las compras. Al rato la joven llegó al Radisson Victoria Plaza Hotel. Cuando se enteró de que su padre había comprado tres autos de alta gama, comenzó a llorar. “Mi padre es un borracho, tiene problemas psiquiátricos y no posee tanto dinero”, explicó.

Ello determinó que, dentro de un mes, la Asociación de Rematadores realizará una segunda subasta de los autos de Balcedo.

Denuncia por estafa.

Al ver que no se efectivizaba el pago de la seña, policías de la Dirección de Crimen Organizado, que estaban en Radisson Victoria Plaza, informaron a la fiscal Vallverdú sobre lo sucedido en el remate. Vallverdú dijo a El País que ordenó a la Policía que tomara declaraciones a los involucrados para ver qué escenario encontraba mientras aguardaba una denuncia penal formal. “La denuncia fue presentada hoy (por ayer) por la Junta Nacional de Drogas”, agregó la fiscal.

A su vez, la Asociación de Rematadores del Uruguay también denunció el caso. El asesor legal de la Asociación de Rematadores entendió que hubo una presunta estafa en la subasta frustrada de los tres vehículos.

La fiscal trasmitió además al Departamento de Depuración, Priorización y Asignación (DPA) que defina si la investigación debe continuar bajo la órbita de una Fiscalía de Flagrancia o si tendría que ser derivada a una Fiscalía Especializada en Delitos Económicos. Las fiscalías de Flagrancia indagan sobre delitos inferiores a los US$ 100.000. Por encima de esa cifra, los casos son derivados a las fiscalías Especializadas en Delitos Económicos.

No se puede dar autos a segundas ofertas

Cuando un comprador se abstiene de su oferta en un remate, es común que el producto subastado se entregue a la segunda mejor oferta. El rematador de los autos de alta gama, Mario Molina, explicó que, en este caso, ello no podría hacerse porque esa condición no fue especificada antes de la subasta. Y agregó que las ofertas del mecánico elevaron los precios promedio de esos vehículos. Por eso, dijo, la Asociación de Rematadores denunció una presunta estafa.

Fuente: Elpaís