Fm Ideal 100% Online ¿Cómo hizo “Scream” para convertirse en un clásico moderno del cine de terror? – Fm Ideal 90.1

¿Cómo hizo “Scream” para convertirse en un clásico moderno del cine de terror?

Se estrena en cines la quinta entrega de esta saga de terror que otra vez protagonizan Neve Campbell, Courteney Cox y David Arquette

Imagen de la película “Scream 5”. Foto: Difusión

Cuando se estrenó Scream, en 1996, el cine slasher estaba en declive. Freddie Krueger, Jason Voorhees y Michael Myers, con sus interminables películas, parecían haber agotado ese subgénero del terror que había iniciado con Halloween en 1978 y que estaba influenciado por el giallo italiano, el gore y algunos títulos como Psicosis o El loco de la motosierra.

Pero tras la aparición de este siniestro personaje enmascarado, el slasher se revitalizó y también se replicaron las historias de asesinos seriales con rostros ocultos. Aparecieron Leyenda urbana, Día de venganza o La casa de cera y hasta regresaron sagas como HalloweenViernes 13 o Pesadilla en lo profundo de la noche, que tuvieron nuevas entregas en los últimos años.

A 25 años del estreno de Scream, hoy llega la quinta entrega de una franquicia que también se convirtió en serie de televisión; sus dos temporadas están en Netflix.

Neve Campbell y Courteney Cox en “Scream 5”. Foto: Difusión

Como factor nostálgico, en Scream 5 se vuelve a contar con Neve CampbellCourteney Cox y David Arquette, protagonistas de la película original. Y a esta tríada se suman los jóvenes Melissa BarreraJenna Ortega y Dylan Minnette para completar el reparto que llega 11 años después de Scream 4 (la única en streaming, en Amazon Prime Video).

Nuevamente una máscara y un cuchillo afilado son las herramientas centrales de esta historia que, ya sin Wes Craven, dirigen Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, responsables de Boda sangrienta y de uno de los segmentos de V/H/S.

En entrevista con la revista Total Film, Neve Campbell dijo que regresó a la franquicia gracias a una carta que le enviaron los propios directores. “Estaba preocupada por la idea de que Scream fuera revivida por otra persona”, dijo en relación a la ausencia de Craven, el creador y director de la saga, que falleció en 2015.

“En la carta, decían que se convirtieron en directores gracias a Wes y a la película Scream. Y todo parecía calzar en su lugar”, agregó la actriz.

Así que la nueva trama, como siempre, se centra en Sidney Prescott (Campbell), que regresa a su ciudad natal para tratar de averiguar quién ha estado cometiendo, otra vez, una serie de asesinatos. Y de acuerdo a las primeras críticas publicadas, el film recicla las ideas de la original y es considerado como la mejor entrega después de la primera.

El origen

Wes Craven, director de Pesadilla en lo profundo de la noche, decidió revisionar el agotado género slasher, manteniendo los elementos que lo hicieron famoso a fines de los años setenta: un asesino en serie cuyo rostro, al igual que las motivaciones para matar, se desconoce; adolescentes comunes en su despertar sexual y adultos que no entienden el peligro que se les viene. A estos elementos, le agregó un puñado de caras conocidas, un metaenfoque del terror (uno de los personajes es fanático del género y anticipa lo que va a pasar), y una nueva máscara que oculta al matador. Y con eso hizo Scream, cuya iconografía sería imitada y parodiada hasta hoy.

Pero había un truco que, en 1996, los espectadores no esperaban,. Al igual que hizo Alfred Hitchcock con Janet Leigh en Psicosis, Craven decidió darle un giro a la trama, eliminando al nombre más importante de su reparto, Drew Barrymore, en los primeros minutos de película.

En esa primera escena que funciona como prólogo de la historia, la cámara sigue a Barrymore mientras habla con un desconocido por teléfono. La observa pasearse por la casa mientras su rostro pasa de la tranquilidad al horror, como antes había ocurrido en Cuando llama un extraño. Y allí demuestra cómo una película menor se puede convertir en un evento cinematográfico gracias a un buen director, ya que en pocos minutos se condensa el miedo de ser perseguido por un asesino justo donde más seguros nos deberíamos sentir: en casa.

El responsable de esa vuelta de tuerca fue Kevin Williamson, guionista de Scream, que cuando todavía era un estudiante universitario se inspiró en la historia real de Danny Rolling, conocido como El Destripador de Gainsville, que torturó y mató a cinco estudiantes en tres días.

Williamson continuó explotando esa idea de un asesino serial carente de motivos en las dos entregas de Sé lo que hicieron el verano pasado, que protagonizó Jennifer Love Hewitt y ahora se volvió serie.

Scream, que en Uruguay se estrenó con el subtítulo Vigila quien llama el 3 de octubre de 1997, se convirtió en todo un éxito de taquilla -tuvo un presupuesto de apenas 15 millones de dólares y recaudó más de 170 millones-, e hizo regresar el género slasher por todo lo alto, y con el potencial para convertirse en un ícono de la cultura pop.

Ahora, con Scream 5, vuelven el terror, la sangre y ese asesino que lleva 25 años aterrando al público y conquistando la taquilla.

Fuente: Tvshow