>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< ¿Cómo hizo Ewan McGregor para pasar de Obi Wan Kenobi a Halston en lo nuevo de Netflix? – Fm Ideal 90.1

¿Cómo hizo Ewan McGregor para pasar de Obi Wan Kenobi a Halston en lo nuevo de Netflix?

Hoy se estrena una nueva miniserie de Ryan Murphy sobre el diseñador de modas que reinó en la década de 1970; McGregor cuenta además por qué volvió a «Star Wars»

Ewan McGregor como «Halston»

Cuando Ewan McGregor era un niño en una tranquila ciudad de Escocia en la década de 1970, a unas 5.100 kilómetros de allí en la calle 63 DE Manhattan, Roy Halston Frowick vivía a base de papas horneadas con caviar beluga, Stolichnaya frío, muchachos de alquiler y mucha cocaína apilada en ceniceros de plata de Elsa Peretti.

“Nunca había oído hablar de él”, dice. “No sabía quién era Halston”.
Igual, el actor fue elegido para ser el hombre con un solo nombre que perdió los derechos de su propio nombre; el hombre en el centro de una era salvaje y trágica en Nueva York; el primer diseñador de moda en ser una estrella pop.

Amigo de Elizabeth Taylor, Liza Minelli, Lauren Bacall, entre otras estrellas a las que solía acompañar en eventos públicos y privados, Halston fue una de las grandes celebridades de una época de excesos a la que adhirió con esmero.

Y McGregor se volvió tan poseído por ese personaje para Halston la miniserie de Ryan Murphy que hoy estrena Netflix que a veces pensó que era Halston, que fue él quien diseñó el pastillero de Jackie Kennedy en la inauguración presidencial.

Era un papel complicado ya que tiene que interpretar a alguien interpretando a alguien. Como Gatsby, Halston, quien creció en Indiana, se creó a sí mismo. Se echó el pelo hacia atrás, se untó con bronceador Guerlain, se puso lentes de sol oscuras, se puso una polera negra y adoptó una entonación continental.

No importa cuán famoso se haya vuelto el diseñador, no importa cuán arrogante y elegante pareciera, nunca perdió esa sensación de ser un extraño. En la serie, “H”, como se le conoce, llama a su círculo íntimo como “un montón de maricones y freaks y chicas que no crecieron”.

La miniserie de Murphy —el de Hollywood Ratched y productor estrella de la industria— explora las volátiles relaciones de Halston con Victor Hugo, un escort que se convirtió en compañero de vida, y Peretti, su modelo y diseñador de joyas que estaba, inútilmente, enamorado de él.
McGregor se encuentra ahora en una galaxia muy, muy lejana haciendo Obi-Wan Kenobi su serie para Disney, pero Halston lo persigue. “Me encantó ser él. Fue muy divertido.”

No es tan divertido como el verdadero Halston, ya que McGregor fumaba cigarrillos de té verde en lugar de Trues, inhalaba Inositol azucarado en lugar de cocaína y, debido a protocolo del COVID, evocaba la fiebre disco en_Studio 54 con solo 48 extras.

“Mi parte fumadora pensó, está bien, genial, puedo fumar de nuevo mientras soy Halston”, dice con su sonrisa burlona. “Pero los cigarrillos de té verde son tan horribles”.

McGregor se preparó para el rol merendando con Liza Minnelli, la mejor amiga de Halston, y mirando obsesivamente Project Runway. También trabajó con la diseñadora de vestuario, Jeriana San Juan, para aprender a drapear y cortar telas. Como Halston despreciaba la ropa interior de sus modelos, trabajar con alfileres no estaba exento de peligros.

En el programa, el personaje de Liza Minelli, interpretado por Krysta Rodríguez, intenta que Halston vaya con ella a la Clínica Betty Ford, diciéndole amablemente: “Lo único que no sabes cómo hacer es frenar”.
El actor tuvo que revivir todo ese espiral de Halston.

La vida privada de McGregor llegó a la prensa cuando él y Eva Mavrakis se separaron después de 22 años de matrimonio. El actor está en una relación con Mary Elizabeth Winstead, su coprotagonista en la tercera temporada de Fargo, el papel que le dio un Globo de Oro.

Clara y Esther, sus hijas con Mavrakis, expresaron su consternación por el divorcio en las redes sociales. Clara publicó en Instagram en 2019 sobre su rehabilitación para superar una adicción a Xanax, que se convirtió en un proyecto cinematográfico que produce su padre.

Le pregunté a McGregor cómo influyeron sus propias experiencias con la adicción en su interpretación de Halston. “He estado sobrio durante mucho tiempo y me interesa”, dijo. “Es parte de mi vida haber luchado contra la adicción”.

¿Su problema con el alcohol se vio agravado por las drogas? “Eran los años 90. Fueron muchas cosas”.

En 1999, cuando comenzó a interpretar a Obi-Wan en las precuelas de Star Wars, McGregor se preparó para pasar de ser un favorito indie a una estrella de gran presupuesto. “Esas tres películas fueron recibidas de manera bastante decepcionante. A la gente no le agradaban mucho en ese momento. Fue bastante difícil decidir hacer algo tan grande y luego involucrarse en ello y luego luchar por algo y luego que a la gente no le gustara mucho. No fue la experiencia que pensé que iba a ser”.

Recordó que George Lucas le mostró por primera vez el departamento de utilería y decorados. “Me voló la cabeza. Era joven y acababa de hacer Trainspotting, y me veía como un actor urbano sucio y valiente, y ahí estaba por hacer una de las franquicias más grandes del mundo”.

Caminando en el set con Lucas, vio un submarino para la película. “Lo miré, muy emocionado, y dije: ‘Oh, Dios mío, ¿vamos a sumergirnos?’ Y George e miró y se rió y dijo: ‘Ni siquiera es real, ¿sabes?’”.

El actor encontró agotadora la experiencia de la pantalla verde y se mostró despectivo con respecto a un trabajo que implicaba básicamente perfeccionar el ceño Jedi y agitar un sable. “No hay mucha excavación emocional que hacer y puede volverse un trabajo muy duro”, dijo.
Estaba haciendo el zoom desde el dormitorio de su hija Anouk, de 10 años. Se acercó a la cómoda y tomó un muñeco de Obi-Wan.

“Ese soy yo”, dijo con nostalgia. “Nunca se tocó. Nunca se movió. Nunca se jugócon él. No sé cuál es su experiencia de tener un padre que es Obi-Wan Kenobi. Estoy seguro de que puede ser bastante tedioso en la escuela y esas cosas. No hay discusión sobre Star Wars. No creo que lahayan visto. No están interesados”.

“Creo que es complicado para los niños cuyos padres son famosos o actores o lo que sea. Probablemente sea bastante cool y bastante tedioso al mismo tiempo “.

A pesar de su “experiencia de altibajos” con las películas, se puso en contacto con Disney y dijo: “Mira, para que lo sepas, si alguna vez piensas en hacer un spin-off con mi personaje, estaría dispuesto a hacerlo”.

Ahora, parece entusiasmado con el programa que hace para Disney +. Piensa que su directora, Deborah Chow, quien dirigió episodios de The Mandalorian, es brillante. Incluso está listo para pasar el rato con superfans en convenciones.

Aún así, extrañará el lado oscuro de la calle 63. “Me entristeció saber que iba a tener que dejarlo ir”, dijo McGregor sobre Halston.

Se quedó, eso sí, con la gabardina negra.

Fuente: Elpaís