>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Coalición ya piensa en ir unida por Canelones – Fm Ideal 90.1

Coalición ya piensa en ir unida por Canelones

Blancos, colorados y cabildantes ya piensan en las municipales de 2025, y sobre todo en aumentar sus adhesiones en ese departamento.

La popularidad de Lacalle Pou en Canelones es uno de los puntos que buscan explotar para sumar votos. Foto: Fernando Ponzetto

«Quien gana en Canelones, gana la elección nacional”. Esta es una regla no escrita, la que fue confirmada una y otra vez por la historia uruguaya hasta los comicios de 2019. Sin embargo, pese a esta excepción, blancos, colorados y cabildantes ya piensan en las municipales de 2025, y sobre todo en aumentar sus adhesiones en ese departamento para llegar con fuerza a las nacionales de 2024.

Se trata del “feudo” desde donde el presidente Luis Lacalle Pou comenzó a construir su carrera política. Es por eso, también, que la coalición ve allí una oportunidad, teniendo en cuenta la buena imagen que mantiene el mandatario. Falta tiempo, es verdad, pero los jugadores de los tres partidos políticos son conscientes de que si se quiere competir por el departamento en el que el Frente Amplio viene ganando de forma ininterrumpida desde 2004, es necesario moverse rápido.

El primer desafío es mantenerse unidos, para así poder presentar una alternativa común, una suerte de concertación que intente, como ya se ha hecho en Montevideo, armar una propuesta que sea más seductora que el Frente Amplio.

El segundo mandato de Yamandú Orsi en la Intendencia Canelones impide una nueva postulación del líder frenteamplista en ese departamento. Incluso los dirigentes de la coalición multicolor ven que el caudillo canario de izquierda tiene aspiraciones nacionales que lo van a distraer de los menesteres electorales departamentales.

A eso se suma que Orsi no tiene un “heredero” claro, ni el Frente Amplio logró construir -aún- una figura de su similar talla en Canelones.

El asunto ya empezó a conversarse entre los referentes canarios de los distintos partidos políticos. Allí están los dirigentes blancos Amin Niffouri (senador) y Alfonso Lereté (diputado), los colorados Adrián Peña (ministro de Ambiente y miembro de Ciudadanos) y Tabaré Hackenbruch (hijo del exintendente y parte de Batllistas), y el cabildante Álvaro Perrone (diputado).

Interna blanca.

Esta aspiración a una alianza no quita que las internas de los partidos estén agitadas, y que haya miradas diferentes sobre lo que hay que hacer. Por ejemplo, el senador Juan Sartori le soltó la mano al diputado canario de su sector, Álvaro Dastugue, quien cuenta con gran apoyo por parte de militantes evangelistas.

Juan Sartori. Foto: Fernando Ponzetto

La relación entre ambos se mantiene en buenos términos, contaron fuentes blancas a El País, pero Sartori ya les dijo a Dastugue y a su diputado blanco por Montevideo, Pablo Viana, que “salgan a jugar” y que en un futuro si él los necesita los va a llamar. Es que Sartori piensa en un “recambio de figuras” para una posible nueva precandidatura. Por eso es que Dastugue ya coordina acciones con el sector blanco canario mayoritario: Aire Fresco.

Dentro de esta lista muchos miran con recelo al diputado Javier Radiccioni, quien entró a Aire Fresco en 2014, tras ser convocado -según él cuenta- por Lacalle Pou. “Estábamos con (Sergio) Abreu y nos vino a buscar porque precisaba ganar. Tenía una elección pareja con (Jorge) Larrañaga en Canelones, y con nosotros arrasó”, contó el diputado a El País.

Pero de aquel ingreso a la fecha la relación con el hoy presidente cambió. Es más, Lacalle Pou quedó molesto con Radiccioni en la última elección departamental, comentaron a El País militantes del entorno del presidente.

La molestia, que se extiende a varios dirigentes de Aire Fresco, se originó días antes de la convención departamental blanca. Lacalle Pou había conversado con sus compañeros canarios que quería que el sector fuese con un candidato único. Amin Niffouri reunía la amplísima mayoría de los convencionales para ser el elegido.

En paralelo Sebastián Andújar, del herrerismo, y que en ese departamento corre con la lista 33, era el otro nombre para ser postulado como candidato. Pero días antes eligió acordar con Radiccioni, y la noche anterior a la convención ordenó a sus convencionales votar por la candidatura de su compañero blanco de Aire Fresco.

Así Radiccioni logró los votos para postularse como candidato y generar una interna dentro de la lista 400 de Lacalle Pou. Hoy la “barra” canaria de Aire Fresco asegura que Radiccioni ya no es orgánico del sector, y que lo consideran “un externo”.

Esa visión es distinta a la que el diputado canario tiene. “Estoy dentro de Aire Fresco. Es una realidad. Soy cotizante. Cuando me van a cobrar, ninguno se opone. Después a algún militante no le gusto, pero es así porque no quieren que haya internas. Yo soy un tipo alineado al gobierno, nos quedamos afuera de todo lo que es cargos políticos, cargos de gobierno, pero somos legisladores del sector y le damos el apoyo total al presidente de la República”, comentó a El País.

De todos modos, Radiccioni ya está coordinando por afuera de Aire Fresco. Planean con el senador Jorge Gandini presentarse con lista separada de la oficialista en la elección de las nuevas autoridades del directorio del Partido Nacional.

“Así como criticó al comunismo, por ser un partido de lista única, tampoco quiero que en mi Partido Nacional haya listas únicas. Le di la idea a Gandini de que planteara esto. Le dije que si lo hacía yo lo iba a respaldar. Él se animó y yo le confié mi respaldo”, explicó.

Por eso el diputado de Aire Fresco irá en la lista que Gandini preparó para enfrentar al acuerdo mayoritario blanco y buscar más sillas en el directorio. Además, Radiccioni presentará la semana entrante la conformación de una agrupación nacional propia.

En busca de una figura para todos

Los nacionalistas están esperanzados. Más que nunca creen que se puede conseguir un triunfo en las elecciones nacionales de 2024 en Canelones, y que es factible aprovechar ese envión para lograr en 2025 la intendencia de ese departamento.

La dificultad pasa por encontrar a una figura que contagie, reúna el apoyo de toda una coalición de tres o más partidos políticos y esté preparada para gestionar esa comuna departamental. Suenan los nombres de dirigentes de larga data, como Niffouri, uno de los hombres de mayor confianza de Lacalle Pou. Lereté está más cercano a Álvaro Delgado pero también dentro de Aire Fresco y “trilla” el departamento desde hace largo tiempo. Radiccioni y Andújar no generan especial confianza en el sector mayoritario, pero también empujan. Qué pasará con el ala wilsonista, en tanto, es una gran incógnita. Pero hay un nombre que seduce a un grupo importante de canarios: Leonardo Cipriani. El presidente de ASSE es oriundo de Las Piedras y su imagen está en pleno crecimiento como para que varios militantes y dirigentes lo pongan en esa lista.

El descuido colorado y los enredos de Cabildo Abierto

El Frente Amplio viene ganando en Montevideo de forma ininterrumpida desde 1990, cuando triunfó el expresidente Tabaré Vázquez, dándole la primera gran victoria electoral a la coalición de izquierda. Blancos y colorados han intentado en las últimas elecciones alianzas para arrebatarle al Frente la comuna capitalina, pero no han tenido éxito. En Canelones, en tanto, nunca consiguieron llegar a un acuerdo para sumar fuerzas. Colorados y cabildantes consideran que esto ha sido un error, y los blancos empiezan a convencerse de que tienen razón. Ciudadanos (el sector colorado fundado por Ernesto Talvi), por ejemplo, no logró ni un solo edil en la última elección.

Adrián Peña, el ministro de Ambiente y referente de este sector, sin embargo, es uno de los hombres fuertes de la oposición en Canelones, y quizá pueda aspirar a ser candidato. Los cabildantes, en tanto, apuntan a las figuras de los diputados Álvaro Perrone (excolorado) y Carlos Testa (de origen blanco). La suplente de Testa es Inés Monzillo, quien ingresa seguido a la cámara y quien tiene el diálogo cortado con Perrone. En octubre de 2019 los cabildantes superaron a los colorados en la cantidad de votos, pero en la departamental de setiembre de 2020, ya sin la figura de Guido Manini Ríos en la campaña, los colorados casi que los duplican en votos.

Fuente: Elpaís