Fm Ideal 100% Online Coalición confirma mediante estudio que artículos sobre los combustibles son el punto débil de la LUC – Fm Ideal 90.1

Coalición confirma mediante estudio que artículos sobre los combustibles son el punto débil de la LUC

Los resultados del trabajo fueron expuestos ayer por el asesor presidencia Roberto Lafluf en la reunión de coordinación de la coalición en la Torre Ejecutiva.

Acto de la coalición de gobierno en defensa de la Ley de Urgente Consideración. Foto: Estefanía Leal

Como ya ha ocurrido en otras reuniones del oficialismo en los últimos días, en el encuentro que se hizo ayer en la Torre Ejecutiva el asesor presidencial en comunicación y publicidad, Roberto Lafluf, presentó los resultados de un estudio de focus groups que arrojó insumos valorados como importantes para encarar la campaña en defensa de los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración que serán sometidos a un referéndum a principios de 2022.

Los resultados del trabajo -realizado hace un mes- indicaron que hay varios ejes temáticos de la norma que tienden a producir efectos “positivos” en la gente, una vez que entienden el contenido de los artículos en juego, y que hay uno en particular que genera rechazo en la población, señalaron a El País participantes del encuentro, que en realidad se trató de la instancia mensual de la mesa de coordinación de la coalición. Sin embargo, en esta ocasión la reunión fue más concurrida que otras veces, y contó con presencias como la de la vicepresidenta Beatriz Argimón y el presidente del Partido Nacional, Pablo Iturralde.

Entre los artículos impugnados que mejor receptividad despiertan en la gente, de acuerdo al estudio, están los siguientes: todos los relacionados al capítulo de seguridad, en donde se crearon nuevos delitos, se aumentaron algunas penas y se otorgaron mayores potestades de actuación a la Policía; el que da el derecho a la portabilidad numérica de los usuarios de celulares -lo que implica que se puede cambiar de compañía manteniendo el número telefónico-; los que anulan la obligación de pagar los salarios a través de los bancos -disposición que estaba en la Ley de Inclusión Financiera-; y los que agilizaron los tiempos del proceso de adopción.

Pero también se identificaron problemas. Uno es el desconocimiento general de la población sobre el contenido de todos los artículos. De hecho, en conferencia de prensa luego de la reunión, Iturralde reconoció que la “mayoría de los ciudadanos no sabe de qué trata” la LUC. “No es un tema de comunicación del gobierno, es un tema de los intereses de la gente. El ciudadano que anda en la calle tiene otras preocupaciones que mirar lo de la ley. No se informa de eso. Bueno, ha llegado el momento de informar”, dijo el presidente del directorio de los nacionalistas.

Hay un asunto, en ese sentido, que la gente desconoce especialmente: el de los artículos que cambiaron la gobernanza del sistema educativo, con la eliminación de los subsistemas del Codicen y otras modificaciones.

Y luego está el segundo problema.

Combustibles.

Es algo que la coalición ya sabía. El nuevo mecanismo creado por la LUC para fijar las tarifas de los combustibles, que supone un cálculo artificial denominado Precio de Paridad de Importación -que busca saber cuánto saldría la nafta si hubiera un competidor de Ancap, más los sobrecostos que afronta el ente petrolero-, no genera simpatías entre los ciudadanos. Sobre todo por su actualización periódica -que hoy se hace en forma mensual, pero que la LUC habilita a hacerlo cada dos meses-, y el temor de que cada cierto tiempo puede haber un aumento.

Estación de servicio. Foto: Leonardo Mainé

“La gente está preocupada por los aumentos, y además relaciona la suba de los combustibles con la suba de todas las tarifas; piensan que todo lo demás sube porque aumentó la nafta”, contó un legislador a El País, que entiende que lo que tiene la coalición “más a favor” para defender los artículos es que fueron votados por el Frente Amplio.

Por lo tanto, como un pilar de la estrategia de comunicación, el gobierno insistirá en una técnica que, también según el estudio presentado ayer, da muestras de efectividad: “A medida que se van explicando los contenidos de la ley, la gente los va aceptando”, dijo otro de los participantes de la instancia.

En ese sentido, en la coalición hay optimismo de que la población ya tiene hoy otro conocimiento de la norma, luego de que los partidos comezaran con la campaña en defensa de la LUC y que, según Iturralde, tienen además como desafío contrarrestar afirmaciones por parte de la oposición que “no se condicen con lo que está en la ley”.

Sanguinetti a favor de que Lacalle Pou haga campaña por la LUC

El expresidente Julio María Sanguinetti sostiene que Luis Lacalle Pou está habilitado por la Constitución a hacer campaña para defender la Ley de Urgente Consideración. “Ante todo, porque es lógico. El presidente no puede perder su libertad de opinión, consustancial a su cargo político. Administra el Estado y es legislador, porque tiene iniciativa y promulga o veta las leyes. ¿Cómo se puede sostener que no puede explicar y defender la ley que está proponiendo y promulgando? ¿No puede fundamentar sus propios actos? Diríamos aún más: no solo tiene el derecho sino el deber de hacerlo ante la ciudadanía que lo eligió”, escribió en su columna del Correo de los Viernes.

El exmandatario entiende también que restringir al presidente de la posibilidad de explicar una norma que él mismo impulsó “es decir a la Constitución más de lo que dice”, y se refirió luego al debate que hubo en 1989 por el referéndum contra la Ley de Caducidad, y que lo tuvo a él como protagonista.

“Se pretendía que el presidente no podía contestar una pregunta periodística o en una conferencia de prensa”, sostuvo. “No aceptamos ese criterio y si bien no hicimos propaganda en el sentido común del término, hablamos cada vez que se nos preguntó”, agregó, y sobre el final concluyó: “Quien propuso la norma deja claro que el presidente puede defender sus reformas o cualquier otra finalidad de interés general, como es el caso incuestionablemente”.

Fuente: Elpaís