Fm Ideal 100% Online Clásico de hacha y tiza: Nacional limitó a Peñarol en un partido friccionado y deslucido – Fm Ideal 90.1

Clásico de hacha y tiza: Nacional limitó a Peñarol en un partido friccionado y deslucido

Los aurinegros lograron mantener la ventaja sobre los tricolores tanto en la Anual como en el Clausura; Mathías Laborda y Facundo Torres fueron los más destacados. 

Diego Polenta cuida la pelota ante la arremetida de Agustín Álvarez Martínez. FOTO: Estefanía Leal.

Minuto 1. Christian Almeida recuperó una pelota y se fue al ataque con criterio. Minuto 2. Mathías Laborda le ganó un mano a mano a Facundo Torres. Ambas situaciones actuarían como un presagio de lo que sería el resto del partido clásico, en el que Peñarol y Nacional empataron 0-0 por la novena fecha del Torneo Clausura en el Estadio Campeón del Siglo.

Es que el zaguero elegido por Martín Ligüera (acierto del DT), y con el paso de los minutos también Christian Almeida (otra de las elecciones del floridense, en lugar de Camilo Cándido), ganaron la mayoría de los duelos mano a mano que disputaron, en especial el fraybentino, quien terminó siendo uno de los futbolistas más destacados del clásico. Un clásico cortado, deslucido, y que tuvo pocas situaciones de gol.

Laborda ganó la mayoría de las veces cuando lo encararon, y también lo hizo en el juego por elevación, donde sacó un montón de pelotas. Almeida, en cambio, marcó bien pero no estuvo fino con la pelota; en el primer tiempo falló en varias entregas (o se fueron afuera), aunque en el complemento mejoró en este aspecto y maniató en el uno contra uno a Agustín Canobbio, quien terminó algo contrariado al no poder sacar mayores ventajas.

Mathías Laborda ganando por arriba contra Facundo Torres. FOTO: E. Leal. 

ESTRATEGIA. Para este partido Peñarol llegaba con viento en la camiseta y Nacional todo lo contrario; había dejado cinco de los últimos seis puntos producto de la derrota contra Wanderers y del empate con Rentistas. Por eso, no sorprendió la estrategia elegida por Ligüera, que pensó primero en limitar al rival y después en poder lastimarlo.

Los tricolores controlaron de buena forma a los extremos de Peñarol y limitaron a sus volantes centrales, en especial a Walter Gargano. No se apuraron en la reanudación del juego, y cada vez que podían salían de contragolpe.

La principal falla que tuvo la visita fue su imprecisión, principalmente en las transiciones de defensa a ataque. Jugadores como Almeida, o Diego Rodríguez, fallaron mucho con la pelota en los pies. Igualmente, las primeras insinuaciones fueron de Nacional, mediante una corrida de Leandro Fernández y otra de Alfonso Trezza (tras recuperar la pelota ante una mala entrega de Giovanni González), pero ambas terminaron en las manos de Kevin Dawson. En las dos incidencias, los albos llegaron con muy poca gente a la ofensiva.

Christian Almeida pelea por la pelota con Torres. FOTO: F. Flores.

TORRES. En el tramo final de la primera parte, Peñarol se adueñó del trámite del juego. Álvarez Martínez, después de ganarle la posición a Diego Polenta, tanteó a Martín Rodríguez, y el arquero tricolor respondió bien mandando la pelota al córner. Luego fue Facundo Torres el que probó a distancia y su tiro pegó en el vertical izquierdo y se fue afuera en lo que fue la jugada más cercana al gol en tarde gris del CDS. También hubo otra situación en la que Juan Manuel Ramos levantó el centro y Álvarez Martínez se la llevó por delante.

COMPLEMENTO. Siguieron las discusiones, las faltas y las amarillas. Peñarol fue quien tuvo más la pelota, pero le costó romper las líneas de Nacional. Walter Gargano fue el que lo intentó con un par de pases filtrados, pero las definiciones no fueron las acertadas. Por ejemplo, a los 48’ cuando González definió mal, lo mismo que Ramos minutos después.

Ligüera colocó a Brian Ocampo (recuperado del esguince de rodilla), pero el floridense no tuvo un buen ingreso, perdiendo pelotas y cometiendo faltas. Pudo ver la amarilla a los 66’ por una falta sobre Canobbio, pero Andrés Matonte lo perdonó. Sí se la mostró a los 87’ por otra dura infracción.

Fue empate y Peñarol mantiene la diferencia en ambas tablas, aunque se quedó con el gusto a poco de llegar con todo a favor y no poder lograr el triunfo clásico.

Brian Ocampo contra Canobbio y Trindade. FOTO: Estefanía Leal. 

Fuente: Ovaciondigital