Fm Ideal 100% Online César Charlone: «Soy ciudadano uruguayo y cineasta brasileño» – Fm Ideal 90.1

César Charlone: «Soy ciudadano uruguayo y cineasta brasileño»

El cineasta detrás de la fotografía de «Los dos Papas» y «Ciudad de Dios» a su visión del compromiso en el cuarto encuentro del ciclo “Universos. Historias que construyen futuro”

César Charlone.

«Soy de la generación que quiso hacer la revolución, pero lo mío no eran las armas”, asegura el director de fotografía César Charlone. Para el cineasta uruguayo el arte siempre fue una herramienta de lucha simbólica. Y es por eso que desde que era adolescente tenía de ejemplo la foto que ilustraba la tapa de su carné de Cinemateca del Tercer Mundo. “Es una imagen, que tengo entendido que es de Mario Handler, que lo muestra con una cámara de 16 mm y que tiene una culata muy parecida a una ametralladora. Yo me agarré de esa imagen como motivación”, define.

En ese sentido, el director de El baño del Papa (2007) y Artigas: La Redota (2011), considera que la esencia de su obra siempre estuvo ligada al compromiso social. “El cine de denuncia me motiva. En Malvín, donde vivo, para ir a la casa de una persona que me hizo unos almohadones, veo gente que vive en la basura. Para mí es fundamental que se conozca ese tipo de cosas, y por eso quiero filmarlas”, explicó durante el cuarto encuentro del ciclo de entrevistas “Universos. Historias que construyen futuro”, que presentan MAPFRE El País, donde 10 personalidades de la historia reciente de Uruguay reflexionan y comparten sus vivencias y experiencias transformadoras.

En la entrevista, moderada por Alexandra Morgan (periodista), Fernán Cisnero (editor de la sección de espectáculos de El País) y Nicolás Oromí (estudiante de cine), Charlone repasó sus inicios en el cine, su constante intercambio entre la cultura uruguaya y brasileña, la importancia del compromiso y su trabajo junto a figuras como Tom Cruise Anthony Hopkins.

“Soy un ciudadano uruguayo y cineasta brasileño”, dice Charlone para definir su relación entre los países de la región. “Yo me formé y me recibí allá, pero nunca me ‘naturalicé’. Siempre vengo a votar y me disloco para hacerlo; soy del grupo grande que las encuestadoras definen como ‘los uruguayos que venimos a votar’”, comenta, entre risas.

El cineasta encargado de la fotografía de éxitos como Ciudad de Dios (2002), Barry Seal (2017) y Los dos Papas (2019) tiene claro el origen de su inclinación artística. “En mi familia se vivía un mundo de arte y yo era parte”, define. Entre sus influencias nombra a su abuelo, que fue arquitecto y crítico de arte;su abuela, que fue profesora de música;y su padre, al que define como “un hombre de teatro”.
CHARLONE

El compromiso en cada paso

Con la serie 3%, que dirigió para Netflix en 2017, Charlone habla de la importancia del compromiso en cada uno de sus proyectos fílmicos. Según explica, la propuesta le llegó a través de un amigo. Luego de aceptar, recibió los guiones y descubrió que reconocía a los creadores del proyecto. “Era curioso porque se trataba de una webserie hecha por alumnos míos en la Universidad de San Pablo”, explica. “Ellos la hicieron en blanco y negro, y la subían a YouTube en episodios de ocho minutos. Mi amigo lo compró, lo reformateó y me pidió que asumiera la producción”, dice.

Para Charlone la serie de ciencia ficción brasileña representó un trabajo tan arduo como gratificante. “Lo que era interesante era el desafío de trabajar para Netflix y decir:‘Vamos a conquistarlos’”. Pero no fue una tarea fácil. “Trabajamos con un presupuesto cercano al de un cortometraje de estudiantes, a tal punto que no podíamos tener horas extra de filmación. Luego, durante el rodaje, mandaron a un equipo a hacer un comercial de la serie y tenían una tecnología cinco veces mejor que la nuestra”, relata.

César Charlone durante el cuarto encuentro del ciclo “Universos. Historias que construyen futuro”

Pese a eso, el cineasta jamás perdió la motivación. “Nosotros sabíamos que era necesario porque teníamos que ganarnos al cliente. Fue como cuando salí de la escuela de cine:trabajé gratis durante mucho tiempo para mostrar mi trabajo, y después cobré. Con Netflix fue igual”, cuenta.

Y la dedicación dio sus frutos. Dos años más tarde, en 2019, se encargó de la fotografía de Los dos Papas, una de las grandes apuestas de las plataforma de streaming para su catálogo de 2019. Bajo la dirección del brasileño Fernando Meirelles —con quien había trabajado en Ciudad de Dios, El jardinero fiel, Blindness y Palace II— y con un reparto a cargo de Anthony Price y Jonathan Pryce, logró uno de los trabajos más celebrados de su trayectoria.

Charlone toma como ejemplo la película que retrata un encuentro ficticio entre los papas Benedicto XVI y Francisco para destacar la importancia del compromiso. El inicio de la filmación debió postergarse un mes debido a que Hopkins había terminado de filmar una miniserie y su médico lo obligó a descansar. “En vez de quedarse quieto, se puso a investigar el personaje de Ratzinger porque sentía que había cosas en el guion que no eran justas. El filme se iba a llamar El Papa y pasó a ser Los dos Papas gracias a él”, revela.

César Charlone durante el cuarto encuentro del ciclo “Universos. Historias que construyen futuro”

Su otro ejemplo es el del actor Tom Cruise, con quien trabajó en Barry Seal (2017). “El director Doug Liman estaba muy ocupado y me pidió que rodara una escena chiquita. Era el comisario recibiendo una llamada de Cruise, a quien ya lo teníamos filmado. La producción se puso a preparar un pequeño escenario pero se demoraba y así se hicieron las 11 de la noche. Cruise se había quedado para dar el pie al actor, y como estábamos desde las siete, le digo: ‘Tom, andate así no esperás’. Cruise, me mira y me dice: “¿Vos estás loco? No lo voy a dejar solo’. Se quedó hasta la una de la mañana”, relata. “Por esas cosas sus nombres tienen una razón de ser:es por la dedicación y el trabajo que hay atrás”.

Sobre el final del encuentro con el ciclo “Universos. Historias que construyen futuro”, Charone ofreció una serie de recomendaciones a los cineastas de la nueva generación:“Que se obsesionen con una temática, la investiguen a fondo y las cuenten”.

Para él, es justamente ese compromiso con cada proyecto lo que define a un verdadero cineasta. Y eso queda más que claro en este momento, en que la tecnología es más accesible que nunca y hasta se puede filmar una película con un celular. “La gente embroma con que hoy en día cualquiera es cineasta, pero no todo el mundo es García Márquez porque los lápices cuestan $ 20”, finaliza.

Fuente: Elpais