Fm Ideal 100% Online Cayó una banda que estafó a casi 100 personas – Fm Ideal 90.1

Cayó una banda que estafó a casi 100 personas

Operación “Montaña”: un grupo organizado se hacía pasar por free shop y ofrecía bicicletas de marca

Facebook. Foto: AFP

Los investigadores de la Policía recibieron seis denuncias con similares características. Distintas personas, que vivían en diferentes zonas de Montevideo Canelones, dieron cuenta que realizaron compras a través de una red social y cuando depositaron la plata a cambio del producto fueron bloqueadas por el vendedor, quien tampoco atendió el teléfono. “Operación Montaña”, así se denominó la investigación realizada a partir de los casos que se registraron hace alrededor de cuatro meses.

Ante la reiteración de las denuncias, la Policía supo que estaba frente a delincuentes que tenían el mismo modo de operar. Entonces comenzaron a rastrear a las personas que se dedicaban a estafar.

El nombre “Montaña” surgió porque el producto que se ofrecía en la plataforma Marketplace (de Facebook) eran bicicletas de marca Trek. Los investigadores de la Policía unieron las seis denuncias y ubicaron a varios sospechosos. Pero a medida que iban indagando y buscando elementos para poder detener a los involucrados, las denuncias comenzaron a crecer. Según indicaron fuentes del caso a El País, fueron 96 las personas que dijeron haber sido engañadas de la misma manera. Ante una maniobra tan grande, la Policía se enfocó en hacer un análisis detallado de cómo operaba la banda.

Maniobra

Según narraron las fuentes, eran cinco personas las que se encontraban detrás de la estafa. “Algunos eran parientes y otros eran amigos”, confió una fuente de la investigación a El País. La maniobra consistía en hacerse pasar por free shops y publicar bicicletas marca Trek a un precio que solo podía tener un comercio de frontera. De esta manera, las víctimas no tenían forma de saber que habían sido engañadas.

A través del chat de Facebook, el interesado en la bicicleta se contactaba y pedía datos del producto que quería comprar. Allí se producía una conversación entre el potencial cliente y el estafador. Luego, el delincuente le decía que girara entre US$ 300 y US$ 500, valores que variaban dependiendo del modelo de la bicicleta.

Cuando el cliente enviaba el monto -a través de distintos locales de cobranza- el vendedor bloqueaba el perfil de Facebook del comprador. Luego, tampoco respondía a llamadas.

Si bien en la mayoría de los 96 casos se utilizó un perfil de free shop para engañar a las personas, también hubo estafas en que se ofrecía las bicicletas de manera particular.

Por ejemplo, una persona que se hizo pasar por vendedor decía que por un viaje debía vender la bicicleta. Pedía un giro por adelantado y luego desaparecía. De esta manera, estiman los investigadores, los delincuentes se hicieron de un monto importante de dinero ya que estafaron 96 veces. También se cree que la banda pudo haber engañado a más personas, que optaron por no realizar la denuncia.

Durante cuatro meses, la Policía siguió de cerca a los movimientos de estas personas y realizó distintos trabajos de inteligencia para poder probar que se trataba de un grupo organizado. Una vez que se juntaron las evidencias, la Justicia expidió órdenes de allanamiento y detenciones. Los estafadores, mayoritariamente, vivían en el Centro de Montevideo y algunos en Canelones.

Aprovecharon que las ventas web crecieron

Los delincuentes detrás del grupo organizado, dedicado a ofrecer bicicletas que no tenía, aprovecharon el boom de las ventas por Internet para estafar.

Según explicaron a El País fuentes de la investigación, producto de la pandemia “las ventas venían creciendo exponencialmente” y esto fue utilizado por los delincuentes para intentar sacar rédito. Bajo la fachada de una empresa, entonces, pusieron a la venta distintos modelos de bicicletas que tenían un precio mucho más bajo que en el mercado. “Al presentarse como free shop, las bicicletas estaban más baratas y la gente intentaba comprarlas”, narró una fuente y agregó que el negocio ilegal era “muy convincente”.

La Policía pudo unificar todas las denuncias y establecer rápidamente que se trataba de un grupo, que se conocían entre sí y que operaban de la misma manera. En noviembre se realizaron allanamientos simultáneos en distintos puntos de Montevideo y de Canelones. En total se detuvo a seis personas. Finalmente la Justicia condenó a cinco de ellas bajo la carátula de “reiterados delitos de estafa en reiteración real con un delito de asociación para delinquir”.

Dos delincuentes tendrán que cumplir con 24 meses de penitenciaría y tres fueron condenados sin cárcel. Las penas variaron de acuerdo a la cantidad de estafas que la Fiscalía pudo demostrar a cada uno de los involucrados en la maniobra. A uno de ellos le probaron 35 estafas y a otro 27. En total fueron 96 las que cometió el grupo y que la Policía logró demostrar.

Fuente: Elpaís