>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Caída del Ingreso por Trabajo en 2020: ¿cómo fue la evolución por departamentos? – Fm Ideal 90.1

Caída del Ingreso por Trabajo en 2020: ¿cómo fue la evolución por departamentos?

El ingreso por trabajo de los uruguayos disminuyó 5,8% en 2020, con una importante caída en los departamentos de frontera y capital, mientras que fue menor en los departamentos del centro del país. 

Foto: El País

En nuestra columna anterior de Economía & Mercado repasamos lo sucedido con la cantidad de personas involucradas en el mercado de trabajo de acuerdo a su inserción en él: ocupados, desocupados, desalentados, subempleados, entre otros. Uno de los principales resultados que comentábamos refería a la caída promedio del empleo en 60.490 personas (de acuerdo al procesamiento de los microdatos de la Encuesta Continua de Hogares de 2020) durante el pasado año.

En esta oportunidad, vamos a describir lo sucedido en el mercado de trabajo, pero ya no en la cantidad de personas involucradas, sino lo que sucedió con el ingreso de esos ocupados, y especialmente el ingreso que obtienen a partir de su trabajo.

¿Cuántas medidas del ingreso existen?

Antes de avanzar en la estimación de los principales resultados, consideramos útil para el lector introducirlos a la forma en que se calculan los ingresos.

No existe una sola forma de medirlos. De hecho, la cifra con la que habitualmente convivimos —a partir de los informes mensuales del INE— refieren al Ingreso de los Hogares, que están conformados no solo por los ingresos salariales, jubilaciones y/o pensiones, retiros de cuentapropistas, rentas de activos que puedan tener los integrantes de un hogar, sino que también se incorporan al ingreso de ese hogar las transferencias por asistencia social y otro tipo de transferencias.

A su vez, en esa medición de los ingresos no solo se consideran los ingresos monetarios, sino también los que se pagan en especies, e incluso se pueden agregar a la medida del ingreso las imputaciones de la cuota mutual (Fonasa) y la imputación por valor locativo (estimación que hace la persona encuestada que, siendo propietaria de la vivienda, responde cuánto pagaría por alquiler de su vivienda en caso de que la tuviera que arrendar).

Conclusión: cuando analizamos el Ingreso de una persona y/o de un hogar, es importante entender como está conformado, cuánto corresponde a la remuneración del trabajo (salario, ingresos de cuentapropistas, patrones, otros), cuánto a prestaciones contributivas como jubilaciones y pensiones, cuánto por rentas de activos, cuánto por asistencia social. Es importante conocer si incluye el valor locativo o la imputación de cuota mutual. Y una combinación de todas las opciones anteriores, permite que se puedan calcular otro tipo de medidas de ingresos: Ingresos Personales, Ingresos por la Ocupación Principal, Ingresos por Trabajo.

En esta oportunidad, vamos a analizar dos medidas: el Ingreso por Trabajo y, vamos a intentar aproximarnos, una medición del Ingreso Autónomo: el ingreso que se obtiene por la remuneración por el trabajo (incluido jubilaciones y pensiones) y la renta sobre activos (alquileres, utilidades y dividendos, intereses de activos financieros, entre otros).

El ingreso por trabajo durante 2020

El Ingreso por Trabajo de los ocupados durante 2020 alcanzó una cifra promedio de 35.324 pesos durante 2020. Al considerar la mediana, el valor resultó de 28.113 pesos. ¿Por qué esta diferencia entre ambas cifras? El hecho que la media sea superior a la mediana refleja que existen ingresos altos que terminan “corriendo hacia arriba” la media, mientras que la mediana no es influida por esos valores altos (dado que esta última se define a partir del valor del ingreso por el cual debajo de dicho valor se encuentra el 50% de los trabajadores y por encima el otro 50%).

Tal como lo señala el gráfico 1, la mediana del Ingreso por Trabajo aumentó levemente en 2020 —respecto a 2019— pero no alcanzó a compensar el incremento de los precios, y por tanto el poder de compra del Ingreso por Trabajo cayó 5,8% entre 2019 y 2020.

Por otro lado, al intentar identificar lo que sucedió con el Ingreso por Trabajo de acuerdo a las diferentes regiones y departamentos, se destaca una importante caída de estos ingresos en casi todo el país, aunque con diferentes magnitudes.

Al considerar diferentes regiones —como se agrupan en el Cuadro 1—, la caída del ingreso es mayor en términos relativos en el conjunto de departamentos del Litoral (sur y norte) con caídas reales de 11,4% en la región de San José, Colonia y Soriano, caídas algo superiores al 8% en el litoral norte y departamentos de frontera con Brasil (donde los ingresos son más bajos en nivel) , mientras que la caída en Montevideo (donde los ingresos son más altos en nivel) fue de 7,5% y en la región centro la caída es la menor de todas: 1,6% entre 2019 y 2020.

Tengamos en cuenta que, al observar las variaciones por región establecidas en el cuadro citado, no promedian la variación a nivel nacional. Ello se debe a los errores de estimación implícitos en cada indicador y por la diferente aplicación de IPC para Interior y para Montevideo.

Por otra parte, al considerar cada departamento en particular (gráfico 2), se destacan caídas superiores al 10% del Ingreso por Trabajo en Rocha, Colonia, Tacuarembó y Salto, la caída del 7,5% en Montevideo y se estima un crecimiento real del Ingreso por Trabajo en los departamentos de Durazno, Treinta y Tres y Flores.

En tanto el crecimiento en Durazno se podría explicar por el comienzo de la construcción de la nueva planta de celulosa, en los otros dos departamentos no se encuentran elementos idiosincráticos que puedan explicar dicho aumento. Es de notar que mientras la agrupación de los departamentos en regiones permite reducir los márgenes de error en las estimaciones de los Ingresos, en el caso de los departamentos este margen de error es mayor, en especial en aquellos que tienen pocos datos relevados en la muestra realizada por el INE.

Una aproximación al Ingreso Autónomo.

Al intentar aproximarnos a los ingresos obtenidos por la remuneración de los factores de producción (incluyendo jubilaciones y pensiones), sin considerar transferencias de asistencia social y otro tipo de asistencias, llegamos al Ingreso Autónomo.


Si bien los microdatos disponibles de 2020 no permiten estimarlo, debido a tener disponible una base reducida, la estimación del Ingreso Autónomo para 2019 permite entender algunas características de esta variable.

En este caso, como se refleja en el gráfico 3, al considerar la media (de tal forma de permitir que se refleje la captación de la renta proveniente de diversos activos y que se concentra en los deciles más altos), el Ingreso Autónomo de 2019 alcanzó a 58.122 pesos, de los cuales 38.489 pesos corresponden a ingresos provenientes del trabajo (y prestaciones como las jubilaciones y pensiones) y 19.632 pesos corresponden a ingresos provenientes de la rentas de activos.

(*) Consultoría económica de PWC

Fuente: Elpaís