Fm Ideal 100% Online Buenos Aires implementa el “pase sanitario” para eventos – Fm Ideal 90.1

Buenos Aires implementa el “pase sanitario” para eventos

El aumento de casos y la llegada de la variante Ómicron, provocó que el gobernador de la provincia anunciara esta medida para todos los mayores de 13 años, a partir del 21 de diciembre.

Alberto Fernández siendo vacunado. Foto: @alferdez.

El aumento de contagios de COVID-19 en Argentina y la confirmación del primer caso de la variante Ómicron en el país, llevó ayer lunes al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, a anunciar la implementación de un pase sanitario a partir del próximo 21 de diciembre para todos los mayores de 13 años.

“Esto está cambiando, está creciendo (el aumento de casos)”, sostuvo el mandatario provincial.

“La provincia ya hizo lo suyo”, aseguró Kicillof durante el anuncio del pase sanitario, que ya existe en países como Francia, Alemania y Portugal. “En la Argentina se han tomado medidas de corte similar en Tucumán y Salta”, observó el gobernador.

Bautizado “Pase libre con vacuna”, el pase sanitario se trata de la acreditación del esquema de vacunación completo con un certificado -Mi Argentina o el carnet de vacunación-, que se establece como pasaporte obligatorio para acceder a eventos masivos, culturales o recreativos. Y a ámbitos cerrados como restaurantes y gimnasios. Alcanzará también a los trabajadores de atención al público.

De este modo la provincia de Buenos Aires se anticipa a las disposiciones nacionales que por ahora sólo comprenden pase sanitario para eventos masivos.

En este contexto, Kicillof anunció que a partir del viernes 10 de diciembre, la Provincia habilitará primera y segunda dosis libre para personas de todas las edades.

“Aquellos que no se vacunaron por demoras o por distracción, los entiendo porque la circulación era muy bajo, pero esto está cambiando, se ha más que duplicado desde que tuvimos el menor valor”, sostuvo Kicillof, y remarcó: “Un crecimiento semanal del 33% nos obliga a tomar decisiones para acelerar el proceso de vacunación”.

El anuncio en la provincia de Buenos Aires llegó luego de que se observara un aumento de casos de coronavirus del 33% respecto de la semana anterior. “Por el momento el aumento no tiene correlato en internaciones, que es del 57% en el conurbano. Todavía tenemos stock de camas disponibles. Pero hemos tenido el primer caso de Ómicron”, dijo el ministro de Salud de la provincia, Nicolás Kreplak.

Durante el anuncio, Kicillof afirmó que en la provincia de Buenos Aires preocupa la curva ascendente de casos positivos. Por eso, llamó a preservar “lo que hemos ganado con tanto esfuerzo”.

“Los que no están vacunados tienen 14 veces más posibilidades de quedar internados. Tenemos que lograr concientizar y acompañar el proceso de vacunación para que sea universal. Desde este viernes la segunda dosis será libre a partir de los tres años”, anunció el Gobernador desde el salón Dorado de la Gobernación.

“Hemos logrado reducir el número de contagios. Hay que conservar niveles bajos. Es muy relevante el grado de protección. No estamos tan lejos de la vacunación completa. Tenemos el proceso más grande de vacunación: ya casi doce millones con segunda vacuna”, agregó.

“Cuando se mira lo que pasa en otros países, uno siente que el virus se viene encima. Hay que vacunar. Vacunar. Vacunar. Llegar a las Fiestas y a la temporada de verano con la mayor cantidad de bonaerenses vacunados. Por eso también habrá vacunatorios en las playas”, concluyó Kicillof.

Viajeros.

Si bien las normas generales de ingreso a Argentina no han cambiado, el Gobierno dispuso la suspensión temporal de los vuelos directos desde África. Lo mismo sucede con los buques de pasajeros que provengan o hayan estado en los últimos 14 días en ese continente.

Por el momento, los requisitos para ingresar a Argentina son los siguientes: los argentinos o residentes que presenten esquema de vacunación completo 14 días antes del ingreso y un PCR negativo 72 horas previas al embarque serán exceptuados de realizar el aislamiento. Quienes no presenten esquema de vacunación completo, deberán hacer cuarentena y realizarse un PCR al séptimo día de ingreso, que de dar negativo daría por finalizada el aislamiento.

Por la variante Ómicron, desde Migraciones indicaron que las personas que hayan estado en los últimos 14 días en el continente africano deben informarlo en la declaración jurada. Además, tendrán que hacerse un test al llegar a Ezeiza, cumplir con un aislamiento de 14 días y deberán realizarse una prueba de PCR 10 días después de la primera muestra que se tomó en el país de origen para poder abordar el avión.

Por su parte, las personas extranjeras no residentes que ingresen por motivos turísticos, presentando el esquema de vacunación completo, PCR negativo 72 horas previas al embarque y un seguro de salud de COVID-19 y quedan eximidos de realizar cuarentena.

Según informó el domingo el Ministerio de Salud de la Nación, el primer caso de Ómicron en Argentina se trató de una persona de 38 años que reside en la provincia de San Luis que había asistido a un evento laboral en Sudáfrica. El pasajero tenía el esquema de vacunación completo y ya había cursado la enfermedad previamente. (En base a La Nación/GDA)

Tercera dosis

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, recibió ayer lunes la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19. Fernández, de 62 años, había recibido el 21 de enero de este año la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V y posteriormente fue inoculado con la segunda. Tras completar el esquema de vacunación de dos dosis, el jefe de Estado argentino dio en abril pasado positivo por coronavirus, aunque transitó la infección con síntomas leves.

Nueva York vacuna a privados

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, decidió ayer lunes dar un paso más allá que el presidente Joe Biden, y ha extendido la obligatoriedad de vacunarse a todos los trabajadores del sector privado tras haberlo hecho con los funcionarios públicos.

A partir del 27 de diciembre, “todos los trabajadores del sector privado en Nueva York están sujetos a la obligación de vacunarse”, anunció Bill de Blasio en la cadena MSNBC. La medida afecta a unas 184.000 empresas y comercios.

Supone un intento de frenar la propagación del COVID-19, y en particular la nueva variante Ómicron, de la que ya se han registrado una decena de casos en el estado de Nueva York.

El alcalde de Nueva York. Foto: AFP.

De Blasio, que concluye su mandato el 31 de diciembre, adoptó una postura más estricta que la de Biden, cuya orden de vacunación obligatoria para los trabajadores de empresas con más de 100 empleados, programada para entrar en vigor el próximo 4 de enero, está actualmente suspendida por la justicia.

“Aquí, en Nueva York, hemos decidido lanzar un ataque preventivo” contra el coronavirus, dijo De Blasio . “La vacuna es la única forma de salir de esta pandemia”, subrayó.

Los menores tampoco se libran. A partir del 14 de diciembre, aquellos de entre 5 y 11 años que quieran participar en actividades extracurriculares de alto riesgo como actividades deportivas, bandas, orquestas y danza, tendrán que haber recibido al menos una dosis.

La Corte emplaza a Bolsonaro por negativa al “pasaporte sanitario”

La Corte Suprema de Brasil dio ayer lunes un plazo de 48 horas para que el Gobierno de Jair Bolsonaro explique su negativa a imponer la obligatoriedad del certificado de vacunación contra el COVID-19 a los pasajeros procedentes del exterior.

El ultimátum fue impuesto por el magistrado Luis Roberto Barroso, uno de los once miembros del Supremo Tribunal Federal (STF) y quien debe pronunciarse sobre un recurso presentado por el partido Red de Sostenibilidad en el que se exige la imposición de esa restricción como herramienta para evitar una mayor propagación del coronavirus.

El presidente Bolsonaro se lleva las manos a la cara durante una conferencia de prensa. Foto: AFP

La adopción de la restricción también es recomendada por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), la Defensoría Pública y el Tribunal de Cuentas de la Unión, especialmente tras la aparición de la nueva variante Ómicron.

En su recomendación al Gobierno, la Anvisa alertó que la política de fronteras tiene que ser revisada y que, además de restringir vuelos procedentes de países en los que circula libremente la variante Ómicron, es necesario exigir el certificado de vacunación de quienes desembarquen en Brasil, además del diagnóstico negativo para covid.

Pese a las recomendaciones, Bolsonaro afirmó la semana pasada que su Gobierno no tiene previsto implantar el llamado “pasaporte sanitario” pues, en su opinión, la “libertad está por encima de todo” y cada ciudadano puede decidir si se vacuna o no.

Fuente: Elpaís