>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Brian Ocampo, la transferencia que pinta para romper todo – Fm Ideal 90.1

Brian Ocampo, la transferencia que pinta para romper todo

En filas tricolores no hablan de cifras, pero ya calculan que una salida del delantero seguramente pueda convertirse en el pase récord del fútbol uruguayo.

Feliz. Brian Ocampo está encendido. FOTO: F. Flores.

Valorar un posible traspaso de futuro nunca es sencillo, mucho menos cuando se parte del mercado uruguayo y cuando el mundo del fútbol todavía intenta salir del golpe económico que movió sus cimientos por culpa de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, en Nacional están esperando que la próxima transferencia sea la que marque un récord. Que la velocidad y habilidad de Brian Ocampo ponga a su ficha en una cifra nunca antes alcanzada por un futbolista uruguayo saliendo desde el mercado local.

Es que, en este caso, se unen muchos de los factores que hacen que un jugador reciba una significativa cotización. La producción de Brian Ocampo en el equipo tricolor, sus características de delantero veloz, asistidor, definidor y su destaque continental es lo que se asocia para creer que el extremo derecho de 21 años se vaya al exterior por una cifra que le pase por arriba a la que el propio equipo tricolor supo recibir en su momento con la salida de Sebastián Coates al Liverpool de Inglaterra.

Si bien oficialmente en filas de Nacional hasta la fecha no se habla de un monto específico, en la interna del club no gustó nada que algún directivo entregara una opinión personal, de forma pública, sobre la cotización que podría tener la ficha, porque se quedó bastante lejos de lo que se presume que se podría conseguir por la salida del jugador que supo integrar el once ideal de Conmebol en una fecha de la Copa Libertadores y recibió también de la propia Confederación dos destaques más: por anotar el mejor gol de una etapa y por meter uno de los mejores lujos de una fecha continental.

A ese combo también lo potencia los juicios entregados en las narraciones y comentarios de dos partidos en los que Ocampo fue figura tricolor. El exfutbolista Víctor Hugo Aristizábal (hoy analista de ESPN) se sorprendió al no encontrar al delantero en la consideración de Óscar Tabárez para la Selección uruguaya y el relator “Bambino” (Juan Manuel) Pons quiso resaltar la labor del extremo bautizándolo como “La Joya”.ANTECEDENTES

Las mejores transferencias tricolores

La de Sebastián Coates es la número uno.
En agosto de 2011, tras la Copa América de Argentina, Nacional transfirió a Sebastián Coates al Liverpool inglés. El pase fue récord para el fútbol uruguayo porque se hizo por 12 millones de euros.

Gastón Pereiro y otro éxito.
En julio de 2015 la directiva de Nacional logró otra gran transferencia internacional. En este caso, el 80% de la ficha de Gastón Pereiro se negoció al PSV Eindhoven por un total de 7 millones de euros.

Matías Viña le ganó al «Nico» Lodeiro y al «Morro» García
La transferencia de Matías Viña al Palmeira de Brasil en 5,5 millones de euros superó la ventaja de Santiago García al Athletico Paranaense y la de Nicolás Lodeiro al Ajax por 4 millones de euros cada una.

Es real que el valor actual de Ocampo se potencia mucho porque su tarea es vital para marcar goles o para entregar el pase que ayuda a definir la jugada. Ahí está el sello de calidad, porque hace ganar partidos. Pero es innegable que el prestigio internacional fomenta un crecimiento. Su edad, el potencial que tiene para seguir creciendo, la trascendencia que tiene en la ofensiva de su equipo y la posición en la cancha (porque los delanteros siempre cotizan mejor), son aspectos que contribuyen para que algunos dirigentes tricolores estimen que “Ocamppé” (como lo bautizan los hinchas) le pase por arriba a aquellos 12 millones de euros que terminó valiendo la ficha de Coates.

La transferencia del zaguero, realizada en agosto de 2011 y después de la distinción que había alcanzado Coates en la Selección uruguaya de fútbol, le entregó un premio a la paciencia y a la acertada decisión de no apurarse en la realización de la venta. Y este momento está muy emparentado con ese caso. De hecho, José Decurnex demostró tener el temple suficiente y la habilidad negociadora para que la urgencia de recibir ingresos frescos no le afectara la defensa de los intereses del club. Fue así que, ante el empuje del Milan y del Palmeiras, Matías Viña se negoció por la más que interesante cifra de 5,5 millones de euros. O, Santiago Rodríguez, al City Group por 3,5 millones de dólares.

Brian Ocampo y una foto con una bandera que parece pedirlo para la Selección. Foto; @Nacional.

Esto significa que Nacional se actualizó. Y con circunstancias financieras diferentes a las de años atrás procurará que Ocampo salga del mercado uruguayo con un valor que se ajuste a sus características. Porque nadie puede ignorar que se trata de un jugador ágil, rápido de reflejos, con explosión para meter una gran aceleración inicial y con resistencia en velocidad porque sostiene su ritmo en trayectos largos.

Además, cuando entra en el modo “Mbappé” (lo que le hizo ganar el destaque de los hinchas tricolores en las redes sociales) se convierte en un jugador imparable. Lleva la pelota atada y puede irse por adentro o por afuera. Su habilidad queda exhibida en las bicicletas que ensaya en plena carrera o en el freno y nuevo pique que es capaz de ejecutar para dejar tirados a los rivales.

A favor de Nacional, además, también hasta puede jugar algunas de las ventas que hizo Peñarol en los últimos tiempos. Particularmente una de ellas, porque está emparentada por el lugar que ocupan en la cancha, la edad y hasta la estatura.

Veamos: Brian Rodríguez fue negociado por los aurinegros a Los Ángeles FC en 10 millones de euros. Cuando se fue de Peñarol lo hizo con 26 partidos jugados, tres goles y 9 asistencias de gol. Ahora, entre la MLS y el Almería acumula 75 partidos jugados, seis goles y 18 asistencias.

Ocampo tiene 75 partidos disputados con Nacional, aunque recién logró afirmarse en el proceso que comenzó con Jorge Giordano. En estos cotejos suma 6 goles (dos de ellos por Copa Libertadores) y 20 asistencias de gol. Ocampo mide 1,72 y Brian Rodríguez 1,73. El tricolor tiene 21 años y el excarbonero también tiene 21.

Eso sí, Ocampo le gana a Brian Rodríguez en los títulos locales porque tiene dos Campeonatos Uruguayos contra uno del actual futbolista del Almería. Ambos ganaron una vez la Supercopa uruguaya.

El único elemento pendiente en el recorrido de Ocampo es el llamado de Tabárez para la Selección, que ante las bajas que se dieron en el ataque perfectamente por su destaque actual hubiese sido una gran opción.

De hecho, historia en el proceso celeste tiene, porque disputó dos partidos amistosos con la Selección juvenil Sub 20 y anotó un gol (a Arabia Saudita). Al final no integró el plantel definitivo de Gustavo Ferreyra.

Otro elemento que contribuye para que en filas tricolores crezca la perspectiva de que se puede conseguir una negociación que haga historia, al menos la cotización inicial así lo dejará en evidencia, es que River Plate también marcó la cancha con el valor que le entregó a su joven estrella Matías Arezo.

Cuando Peñarol se interesó en el jugador de 18 años le dijeron que el valor su ficha se colocaba en los 15 millones de dólares y poco tiempo después el presidente Willie Tucci elevó la apuesta a 20.

Es real que a Arezo le respalda un mejor número de goles convertidos, pero Ocampo está consiguiendo una figuración internacional que Arezo no tuvo, lo que entrega un mayor peso para el mercado mundial. Y eso suma mucho para lograr un récord como el que espera lograr Nacional.

Así llegó a Nacional

A los 16 años

A los 16 años, después de haber integrado la Selección Sub 15 de Florida, Sebastián Taramasco pactó un partido de la Sexta división de Nacional contra el combinado juvenil floridense con único objetivo: comprobar el nivel de Brian Ocampo. Aquella sexta tricolor tenía a Emiliano Martínez, Joaquín Trasante, thiago Vecino, Mathías Laborda, entre otros y se impuso por 2-1, pero el gol de Florida lo hizo Ocampo. Una ardua negociación, que recién pudo ser destrabada cuando participaron el dirigente José López Rubio y el por entonces gerente deportivo Alejandro Lembo, más la colaboración de Fabián Coelho en representación del Grupo Casal (los primeros en detectar al juvenil delantero) permitió el fichaje. Nacional entregó una mínima suma y a los tres años, porque así estaba pactado, abonó toda la suma que había solicitado el Quilmes de Florida, equipo que tiene todavía el 10% de los derechos económicos del jugador en una futura transferencia. Los derechos federativos son el 100% de los tricolores. En Nacional se reconoce que la labor de Jorge Giordano fue clave para que Ocampo pudiese exhibir todas las cualidades que demostró en formativas.

Fuente: Ovaciondigital