Fm Ideal 100% Online Boris Johnson camina por la cuerda floja: pierde apoyos y compromete su continuidad – Fm Ideal 90.1

Boris Johnson camina por la cuerda floja: pierde apoyos y compromete su continuidad

Varios diputados de su partido Conservador dieron un paso adelante para poner fin a la permanencia del primer ministro británico.

Boris Johnson. Foto: AFP.

El primer ministro británico, Boris Johnson, camina por la cuerda floja, y al parecer le están retirando la red. Debilitado por el escándalo de las fiestas del gobierno durante el confinamiento por la pandemia del covid-19, sufrió un nuevo revés ayer miércoles, cuando varios diputados de su partido Conservador dieron un paso adelante para poner fin a su permanencia en el cargo.

La más sonora fue la decisión del diputado Christian Wakeford de unirse a la oposición laborista. “Usted y el partido Conservador se han mostrado incapaces de mostrar el liderazgo y el gobierno que este país se merece”, dijo el diputado, en un mensaje leído por otro parlamentario.

El líder laborista, Keir Starmer, mostró al nuevo diputado en la bancada de su partido y acusó al primer ministro de “defender lo indefendible”.

La partida de Wakeford es particularmente significativa al haber formado parte del grupo de diputados conservadores que ganaron -en las elecciones de 2019- circunscripciones del norte de Inglaterra que tradicionalmente habían estado en manos del laborismo, una zona denominada como el “muro rojo” (por los laboristas).

Pero, tras haber multiplicado las disculpas y haberse mostrado apenado en televisión en los últimos días, Johnson se mostró muy combativo ayer miércoles ante los diputados. En la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, Johnson eludió todas las preguntas de los diputados sobre las controvertidas reuniones sociales que tuvieron lugar en Downing Street en 2020.

El primer ministro defendió su política, atacó a la oposición y anunció también la eliminación de parte de las restricciones anticovid.

Johnson, de 57 años, pidió ayer esperar a conocer las conclusiones de la investigación de la funcionaria Sue Gray, a cargo de establecer qué pasó en el 10 de Downing Street y si el primer ministro sabía que se trataban de eventos sociales y no de citas de trabajo.

El momento más sorprendente de la sesión, que sufrió varias interrupciones por los reiterados gritos de los diputados, llegó cuando el diputado conservador David Davis, exministro del Brexit y firme aliado de Johnson, le dijo: “En nombre de Dios, márchate”.

La prensa británica informó ayer miércoles de que unos veinte jóvenes diputados conservadores se reunieron el martes para hablar sobre una posible moción de confianza contra Johnson.

Estos políticos piensan que tienen suficientes votos para lograr que deje el cargo, en lo que la prensa ya llama el “complot del pastel de cerdo”, haciendo referencia al “pork pie”, una especialidad de la zona de uno de estos diputados.

La semana pasada, las excusas de Johnson ante el Parlamento, donde reconoció haber estado presente en una de las fiestas en mayo de 2020 afirmando que pensaba que era una reunión de trabajo, no calmaron los ánimos.

Según la prensa británica, Johnson prevé una serie de medidas populistas para intentar mantenerse a flote. Por ejemplo, recurrirá al ejército para bloquear las llegadas de migrantes desde el Canal de la Mancha y podría suprimir una tasa audiovisual que financia la BBC, dos temas sensibles para su electorado.

Para lograr que Johnson deje la presidencia del partido y en consecuencia salga también del gobierno, se necesita al menos que 54 diputados conservadores envíen un correo al llamado “comité 1922” -que agrupa a los parlamentarios conservadores sin cartera- pidiendo una moción de confianza.

Por ahora, siete diputados admitieron que ya lo habían hecho y unos 30 podrían hacerlo en las próximas horas, pero la prensa británica se pregunta si lograrán llegar a los 54.

De conseguirse esas firmas, el presidente del Comité 1922, Graham Brady, se verá obligado a comunicar a Johnson el inicio del proceso interno, que deberá decidir si sigue o no como líder. Las 54 cartas representan al 15% de los diputados conservadores.

El Financial Times estima que hay mucha indecisión y que algunos diputados quieren esperar a las conclusiones de Sue Gray, una funcionaria que debe entregar un informe que determine si se incumplieron las normas en vigor.

Además de las fiestas durante el confinamiento, el primer ministro también se ve salpicado por acusaciones de favoritismo y además tiene que hacer frente a una grave crisis del poder adquisitivo de los ciudadanos. La inflación del Reino Unido llegó en diciembre a niveles desconocidos en los últimos 30 años.

Más de 200.000 en un día

Récord de contagios en Brasil

Brasil registró ayer miércoles 204.854 nuevos contagios de coronavirus, un nuevo récord de infecciones para un día desde el inicio de la pandemia, en febrero de 2020.

Es la primera vez que Brasil supera las 200.000 infecciones en un día, un escenario que los especialistas ya venían previendo por la rápida propagación en el país de la variante ómicron.

El número de casos de este miércoles superó incluso el registrado el 18 de septiembre pasado, cuando el país contabilizó 150.110 contagios, pero dicha cifra fue inflada por la inclusión de miles de casos de semanas anteriores (92.614 positivos) que no habían sido actualizados en los sistemas del Ministerio de Salud.

Brasil registró además 338 fallecidos ayer, muy lejos del récord de 4.249 muertos del 9 de abril de 2021.

Las autoridades de San Pablo, la ciudad más poblada de Brasil, anunciaron ayer miércoles nuevas medidas para evitar una mayor propagación del covid-10 con vistas al Carnaval a finales de febrero.

Aunque tanto Río de Janeiro como San Pablo ya han anunciado previamente que cancelarán los llamados “carnavales de la calle”, sí se mantienen, de momento, los desfiles en los respectivos sambódromos.

La Alcaldía de San Pablo anunció el protocolo sanitario que regirá para el sambódromo de Anhembi, que incluye comprobante de vacunación y 70 % del aforo. Además todos deberán usar mascarillas, algo obligatorio en las calles de San Pablo pero que cada día se respeta menos.

Buenos Aires considera dejar de contar los casos diarios de covid

Buenos Aires.

En Argentina, tras el récord de contagios de covid-19 que se registró a fines de la semana pasada, el Ministerio de Salud de la Nación informó ayer de 128.321 nuevos casos. Hay 943.655 casos activos, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia, y que está repercutiendo en diferentes rubros económicos, como así también en el personal sanitario.

En tanto, los centros de salud de todo el país reportaron 208 nuevos fallecidos por coronavirus, la cifra más alta en cuatro meses; la cantidad de víctimas desde que arrancó la pandemia es de 118.628.

Por su lado, el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, como su jefe de Asesores, Enio García, relativizaron ayer miércoles la medición del número de contagios de covid-19.

“No tiene sentido seguir contabilizando los casos, en todas las epidemias pasa eso”, dijo García a Radio Futurock y agregó que es imposible hoy una estrategia de búsqueda de contactos estrechos. Por ello, consideró que tiene más sentido hacer una muestra de vigilancia y controlar la ocupación de camas.

“Hay que aguardar un poquito, pero pareciera que estamos pasando el pico de la tercera ola. Puede ser que el covid se transforme en una endemia dentro de un tiempo”.

En tanto, Kreplak agregó en declaraciones a radio 10 que los médicos pediatras que no aconsejan la vacunación contra el coronavirus a chicos y adolescentes actúan “de una manera muy equivocada, errónea”, e incluso consideró que estarían cometiendo “mala praxis”. (La Nación/GDA)

Fuente: Elpaís