“Bienvenida paloma” o “desatino antihistórico”: las reacciones por el águila del Graf Spee

Vistas: 116
0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 48 Segundos

El senador Da Silva está de acuerdo con la decisión de fundir el mascarón del Graf Spee; Delgrossi aboga por conservar la “pieza histórica”.

EFE/Iván Franco

El presidente Luis Lacalle Pou anunció que el águila del Graf Spee, buque de guerra nazi hundido en 1939 en la batalla del Río de la Plata, será fundida y convertida por el escultor Pablo Atchugarry en una paloma de la paz. 

Luego del anuncio, las aguas se dividieron entre quienes apoyan que la pieza pase por el horno de fundición y quienes creen que el destino ideal es un museo. Roby Schindler, presidente del Comité Central Isrealita del Uruguay dijo, por ejemplo, que para él es una “idea maravillosa” y una “muy buena noticia” la metamorfosis del símbolo nazi.

El ministro de Defensa, Javier García, titular de la cartera que hoy custodia el águila, sostuvo que “una pieza que representa lo inhumano y la barbarie nazi y el exterminio de millones de vidas, será transformada en un signo de paz entre personas y naciones”. 

“Para que del dolor surja una memoria eterna y nunca mas suceda. Una decisión de gobierno meditada y el arte de Pablo Atchugarry, juntos, por la paz”, afirmó García. 

Otra de las voces a favor de la decisión del presidente fue la del senador nacionalista Sebastián Da Silva, que opinó que mostrar la pieza en un museo “sería una ofensa a muchos uruguayos que padecieron el Holocausto” dado que “esa águila era el símbolo de la muerte”. 

“Si habrá temas más importantes que una maldita águila nazi guardada en un depósito para que salga la militancia random. Bienvenida la paloma de Atchugarry, bien lejos de cualquier reminiscencia nazi que a ningún uruguayo le va a hacer bien”, expresó el legislador del Partido Nacional.

En la acera contraria, el humorista y profesor de Historia, Diego Delgrossi, dijo que la decisión de Lacalle es “un desatino antihistórico, por no decir un disparate”. 

“Es una pieza histórica única en su género, representa lo que representa y así debe ser conservada”, sostuvo. 

“¡Miren si México convierte sus piedras de sacrificio Aztecas en mesas para camping! La conversión en paloma de la paz al águila que es parte de la historia de la Segunda Guerra Mundial es una medida que demuestra falta total de sentido histórico de restos arqueológicos recientes”, expresó Delgrossi. 

El publicista Claudio Invernizzi también se expresó en Twitter y dijo que “es un disparate” la decisión del presidente. 

“Esa águila, tan brutal y amenazante, es una señal histórica de la barbarie a la que es capaz de llegar la especie. Transformar un pájaro no transforma a la humanidad, la disimula. Y borrar la simbología del horror, alienta al horror. Águila fue. Que águila quede”, dijo.

El comunicador Diego González opinó en sus redes que “cada uno hace lo que quiere, pero los símbolos representan algo, en el caso del águila, el horror del nazismo”. 

“Transformarlos en otra cosa no va a hacer que sea menos malo. Prefiero que quede como está, como recordatorio de lo perverso que fue, y para no repetirlo nunca más”, dijo. 

Además, dijo que “en el águila de Atlántida van a poner un videoclub”.

Fuente: Montevideo Portal

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *