Fm Ideal 100% Online Banda que cayó distribuía a dueños de las “bocas”; tenían subfusiles, chalecos y loros exóticos – Fm Ideal 90.1

Banda que cayó distribuía a dueños de las “bocas”; tenían subfusiles, chalecos y loros exóticos

Según Ministerio del Interior, esta organización se dedicaba al ingreso de grandes cantidades de pasta base y de cocaína a Uruguay.

Fiscalía. Foto: Estefanía Leal.

Cien kilos de pasta base, cinco kilos de cocaína pura, US$ 165.000, dos loros exóticos, una máquina de contar dinero y subfusiles ametralladoras fue la incautación realizada el miércoles por la Fiscalía y la Policía a una de las más importantes organizaciones mayoristas de tráfico de pasta base de Montevideo. Así lo señalaron a El País ayer fuentes del Ministerio del Interior.

En las primeras horas de ese día, efectivos de las direcciones de Investigaciones y de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, apoyados por la Dirección de Investigaciones (Divin) de Prefectura, iniciaron la “Operación Cartagena” tendiente a capturar a un grupo que ingresaba pasta base desde Argentina. La operación fue dirigida por la fiscal especializada en estupefacientes, Mónica Ferrero.

Los policías detectaron que una camioneta Renault Oroch se acercaba a Montevideo trasladando la droga. Enseguida sospecharon que delante de la camioneta venía otro auto oficiando de “puntero” -modalidad muy utilizada por los delincuentes para detectar la presencia de un control policial-. También intuyeron que podría haber un tercer vehículo de la banda con otros delincuentes realizando tareas de “inteligencia”. Los narcos, en realidad, no sabían que los policías lo estaban siguiendo.

La Renault ingresó a Montevideo y se dirigió hacia la zona del Parque Rodó. Se detuvo frente a una casa ubicada en la calle Jackson. Allí se descargó la droga y luego se fue.

Una hora más tarde, la Renault Oroch regresó a la vivienda. Antes de detenerse, dio una vuelta manzana con el propósito de detectar si había algún movimiento policial en la zona. Poco después, arribó el líder de la organización en una moto BMW. Se trata de un joven de 27 años con dos antecedentes por encubrimiento y tenencia no autorizada de armas de fuego.

Según un comunicado de prensa divulgado el miércoles por el Ministerio del Interior, la banda se dedicaba al ingreso de grandes cantidades de pasta base de cocaína a Uruguay para el abastecimiento interno.

Su líder, agregó el ministerio, “desde hace un tiempo ha tomado renombre como un narcotraficante de interés para nuestro país” por los volúmenes de estupefacientes que manejaba, ya que proveía a dueños de “bocas” de drogas.

La captura.

El jefe y dos cómplices ingresaron a la casa de la calle Jackson. Uno de ellos cargaba una valija de color limón. Por la manera en que la transportaba, se percibía que estaba vacía. Los tres hombres se quedaron allí durante una hora.

Desde sus ubicaciones, los policías observaron que uno de los hombres salió de la casa y cargó la valija en el asiento trasero de la Renault. El jefe de la banda se acercó a la camioneta y depósito en el mismo asiento una bolsa de arpillera.

Cuando el conductor de la Renault Oroch intentó partir, un policía de particular quiso interceptaron. El chofer procuró embestirlo, El policía saltó y logró esquivar a la camioneta. Otros uniformados dispararon a las ruedas de la Renault Oroch y así comenzó la persecución, que no duró mucho. La presión del aire de las ruedas baleadas descendió y el vehículo fue interceptado en la esquina de las calles Jackson y Charrúa. El conductor fue detenido.

Dentro de la camioneta, los policías encontraron 60 ladrillos de pasta base de cocaína. La valija y la bolsa tenían droga.

Por otro parte, el líder de la organización abandonó su moto BMW y corrió hacia la rambla. También fue detenido.

A partir de ahí, los investigadores efectuaron varios allanamientos. El primero se realizó en la casa del cabecilla de la banda, ubicada en Malvín Norte. Allí la Policía incautó un handy, un notebook, unas cámaras de seguridad y un DVR, y una camioneta Peugeot 3008.

Otro equipo revisó el apartamento alquilado por el líder de la banda de la calle Jackson. En ese lugar no había drogas. Una policía ingresó al baño. Con los nudillos comenzó a golpear cada cerámica. Sintió un sonido distinto en una de ellas. Oculto en un zócalo la policía encontró US$ 165.000.

Un tercer equipo de policías allanó la casa del chofer de la camioneta Renault Oroch, el que intentó fugarse y fue detenido. La vivienda se encuentra en Malvín Alto. Allí los efectivos encontraron otros 43 ladrillos de pasta base de cocaína, cinco ladrillos de cocaína, un balde de plástico negro con monedas, una balanza con restos de sustancias amarillas y una máquina de contar dinero -es la primera que se decomisa en un operativo sobre drogas.

Los policías hallaron, además, un handy, lo que hace suponer a los investigadores que los integrantes de la organización se comunicaban por esta vía con el propósito de evitar ser escuchados por la Policía.

En la casa se incautó dos loros exóticos y una espada de una oficial de la Policía.

El miércoles la jueza Adriana Chamsarián procesó al jefe de la banda por transporte de estupefacientes y a su asistente le tipificó ese delito. También le imputó atentado y tráfico interno de municiones.

La magistrada decidió que ambos deberían enfrentar una medida cautelar de prisión hasta el 5 de junio de 2022. Consultado por El País, el abogado de los imputados, Ignacio Durán, se negó a hacer declaraciones.

En otro allanamiento, la Policía revisó en las afueras de Montevideo al camión que supuestamente trajo la droga desde Argentina. Allí los policías encontraron un ejemplar del libro “Narcos” del periodista Antonio Ladra.

Tenían un arsenal de guerra, chalecos antibalas y silenciador

En un allanamiento realizado en el apartamento de uno de los dos detenidos ubicado en Malvín, la Policía encontró un arsenal integrado por armas largas y cortas. En la lista hay dos subfusiles de gran cadencia de fuego y otros dos de menor potencia.

Según dijo a El País una fuente judicial, una de las armas estaría ligada a un hecho delictivo. En este momento, el armamento incautado es periciado por Policía Científica para establecer la eventual vinculación de esas armas con otros ilícitos. En el apartamento, los policías también hallaron cuatro pistolas Glock -son automáticas, tienen 17 o 19 tiros y además son las usadas cuerpos policiales de Uruguay y países europeos.

Los agentes ubicaron, además, una pistola Bersa con silenciador, una pistola Smith & Wesson y un revólver Rossi.

En el apartamento, los policías también incautaron 18 cargadores, cinco chalecos antibalas y una ballesta.

El reclamo para allanar en horas de la noche

Era una noche calurosa. Un subcomisario y un oficial de una unidad de investigaciones caminaban por un barrio periférico. Los dos policías se detuvieron frente a una casa. Desde la calle observaron una balanza y drogas encima de una mesa. Al otro día pidieron un allanamiento para el lugar y no hallaron nada. Hoy investigadores policiales afirman que, si se quiere combatir el tráfico de drogas, una ley debe habilitar allanamientos nocturnos y la extensión del plazo para la investigación de la Fiscalía.

Fuente: Elpaís