>>>>>>>FM Ideal 100% ONLINE<<<<<<< Aumentan consultas médicas por secuelas en pacientes que tuvieron COVID-19 – Fm Ideal 90.1

Aumentan consultas médicas por secuelas en pacientes que tuvieron COVID-19

Quienes transitaron la enfermedad de forma grave pueden presentar una fibrosis pulmonar severa como secuela del virus.

Secuelas serían más fuertes entre los que llegan a estar en CTI. Foto: Shutterstock.

Entre un 10% y un 20% de los pacientes infectados con COVID-19 continúan presentando síntomas varias semanas o incluso meses después de recibir el alta médica, según un estudio de la Universidad de Leicester y la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) del Reino Unido. Los médicos locales advierten que en Uruguay se mantienen estas mismas proporciones.

Dolor de cabeza, tos, cansancio y la pérdida del gusto y el olfato son los más comunes. Pero aquellos que transitaron la enfermedad de forma grave pueden presentar una fibrosis pulmonar severa como secuela del virus.

“Ahora estamos viendo todo lo que nos contaban nuestros compañeros del exterior, sobre todo en lo que son las secuelas de los pacientes”, dijo la médica integrante de la Sociedad Uruguaya de Neumología Jimena Núñez.

Desde la Cátedra de Neumología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República advierten que si no se hace un seguimiento adecuado a los pacientes que transitaron la enfermedad de manera más grave, las consecuencias podrían ser fatales. Por eso ayer la cátedra en conjunto con la Sociedad Uruguaya de Neumología difundió una serie de recomendaciones para hacer el seguimiento y tratar de manera adecuada a los pacientes que requirieron internación. Se aconseja, entre otras cosas, hacer un seguimiento de los síntomas y motivar la realización de ejercicios específicos de rehabilitación.

Según la neumóloga Mónica Kierszenbaum, el sistema sanitario “ya está cargado por el COVID-19” y ahora, como consecuencia de la gran cantidad de casos, “se agrega la problemática del post COVID-19”.

En muchos casos de personas que tuvieron el virus lo que sigue es “la persistencia de síntomas que se produjeron durante o después de la infección y se mantienen más allá de 12 semanas. Síntomas que no pueden ser explicados por una enfermedad alternativa y están directamente relacionados con el virus”, explicó Ernesto Cairoli, médico del Casmu e investigador del laboratorio de inmunoregulación e inflamación del Institut Pasteur.

Cairoli es el especialista encargado del nuevo centro de la mutualista para pacientes que transitaron el COVID-19. Allí trabaja en conjunto con un fisiatra y un psiquiatra con el fin de “centralizar un colectivo de manifestaciones que son muy diversas” en estos pacientes.

El caso del Casmu no es único. El Hospital Evangélico también tiene a un médico internista en las policlínicas encargado de quienes presenten secuelas de la enfermedad.

Algo similar sucede a nivel público, porque desde la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) actualmente se está trabajando en la concentración de estos pacientes en la policlínica del Hospital Maciel.

Kierszenbaum advirtió que actualmente en ASSE se están viendo las secuelas en “un grueso número de pacientes que se infectaron en diciembre, enero y febrero”.

Aunque los especialistas del sector público dicen no tener los números exactos de la cantidad de pacientes que han requerido tratamientos después de transitar la enfermedad, los neumólogos sostienen que es un número “significativo” y es necesario “optimizar el seguimiento”. Por este motivo es que, justamente, los centros de salud ahora están incluyendo unidades especializadas.

Núñez remarcó que “por suerte” la pandemia en Uruguay estuvo “controlada durante el año pasado”, pero que ahora por la “falta de medidas que acompañen la situación epidemiológica” hay un “aluvión” de pacientes con secuelas pulmonares del COVID-19.

Más contagios.

Los neumólogos se preocupan especialmente por aquellas personas que fueron hospitalizadas a causa del virus, sobre todo las que ingresaron a cuidados intensivos. Estas son las que pueden presentar consecuencias a nivel respiratorio y las que han llevado a un aumento de las consultas.

A pesar de que esto se profundizó con la llegada de la cepa brasileña P1, los especialistas prefieren no vincular directamente el aumento de los pacientes post COVID-19 con la variante, sino con el aumento de los contagios en general.

Según la directora de la Cátedra de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina, Susana Cabrera, “falta estudiar mejor” el vínculo entre la cepa brasileña y los síntomas que puede dejar la enfermedad en los pacientes. En este sentido, añadió que no descarta la posibilidad, pero que “es muy pronto”, para decir que el aumento de consultas tenga que ver con eso.

“Quienes estudian dinámica de poblaciones en la medicina ya nos alertaban en noviembre que una vez que se llega al crecimiento exponencial (de casos), lo que hay es un aumento de los síntomas. Esto se vislumbraba, pero no sabemos cuánto fue que influyó la P1”, dijo Núñez.

Fuente: Elpaís