Fm Ideal 100% Online Asociación Down reclama prioridad para la vacuna contra el COVID-19 tras dos muertes – Fm Ideal 90.1

Asociación Down reclama prioridad para la vacuna contra el COVID-19 tras dos muertes

Estudios alertan que son población de riesgo; enviaron tres cartas al Ministerio de Salud Pública, que ahora dice que los priorizará.

Estudios alertan que personas con síndrome de Down están más expuestas a cuadros graves. Foto: Shutterstock

La Asociación Down del Uruguay pidió tres veces ser priorizada en el plan de vacunación -la última el pasado viernes-, pero no obtuvo respuestas satisfactorias. La organización advirtió al Ministerio de Salud Pública (MSP) que Portugal, Italia, Holanda, Francia y Chile (además de algunas regiones de España, Brasil y Estados Unidos) habían incluido como población de riesgo a quienes padecen este trastorno genético, debido a que suelen tener comorbilidades y a que sufren un envejecimiento precoz.

El 3 de diciembre de 2020 la ONG envió la primera carta a las autoridades sanitarias. Allí solicitó que se tuviera en cuenta lo que ya estaba pasando en varios países de Europa, donde la población con síndrome de Down fue una prioridad. “Veíamos que la campaña de vacunación iba a empezar y queríamos cuidar a nuestros chiquilines. Les dijimos también a nivel médico que los mayores de 40, al tener envejecimiento precoz, reaccionaban al COVID-19 como si tuvieran 80 años. Y que los menores de esa edad suelen tener comorbilidades: diabetes, obesidad o problemas pulmonares”, explicó a El País la secretaria de la Asociación Down, Estela Brochado.

A esta primera misiva el MSP contestó a mediados de enero, según el relato de Brochado. La respuesta fue que quienes tuvieran síndrome de Down iban a ser vacunados de acuerdo a su franja etaria, o sea que no iba a haber ningún tipo de priorización para quienes viven con esta condición.

A mediados de marzo, ya con la campaña de vacunación en pleno proceso, la Asociación Down volvió a escribir una carta dirigida al ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, en la que insistieron sobre estudios internacionales que advertían sobre la necesidad de priorizar a esta población. La respuesta fue apenas que se había acusado recibo.

El viernes pasado, el 9 de abril, una tercera carta llegó a la cartera de Salud Pública, y la respuesta fue la misma, según Brochado: acusaron recibo.

Vacuna coronavirus. Foto: Reuters

“Seguimos esperando y la situación se está poniendo grave. Hace dos semanas fallecieron dos muchachos, un jovencito de 23 y una chica de 30. Ambos tenían comorbilidades. No sabemos si con la vacuna se hubiesen salvado, pero capaz que sí”, consideró la secretaria.

Respuesta oficial.

Consultadas por El País, fuentes del MSP señalaron ayer que el gobierno “comprende bien el planteo de la Asociación Down del Uruguay” y que su situación se está trabajando igual que otros varios grupos que han reclamado ser priorizados.

En este sentido, advirtieron que la cartera ya autorizó la instalación de “un vacunatorio específico para ellos”, y que en las próximas horas la secretaría emitirá un comunicado en este sentido.

Más allá de esto, el MSP advirtió que quienes tienen síndrome de Down están comprendidos en otros grupos priorizados, como ser el de las personas que tienen cardiopatías congénitas, algo que suele darse en quienes padecen este trastorno.

Según la Asociación Down, son entre 800 o 900 los que tienen el síndrome en el país. En Uruguay se vacunan más de 30.000 personas por día.

Publicaciones científicas.

Son varios los estudios internacionales que advierten sobre los riesgos extra que puede causar el COVID-19 a aquellas personas que tienen síndrome de Down. La sociedad científica Trisomy 21 Research Society (T21RS), por ejemplo, ha publicado un trabajo que advierte que el riesgo ante el nuevo coronavirus aumenta “decisivamente a partir de los 40 años”, incluso en aquellos sin patologías previas. En este sentido, se señala que mientras el riesgo de resultados desfavorables ante la enfermedad se acentúa en los mayores de 60 años, en los que tienen el síndrome esto sucede con los mayores de 40.

En tanto, un trabajo difundido por la revista Scientific Reports también advierte que esta debe ser una población priorizada. El estudio al que hace referencia la publicación fue realizado por el Centro de Regulación Genómica (CRG) de la Generalidad de Cataluña, España, y dice que el gen que codifica la enzima que impulsa la entrada del SARS-CoV-2 en las células tiene una expresión un 60% más alta en quienes tienen síndrome de Down. Esto llevó a los científicos a concluir que las consecuencias para quienes padecen el COVID-19 en esta población serían mayores incluso a largo plazo, pues pueden presentar complicaciones como fibrosis pulmonar.

Fuente: Elpaís