FM Ideal En Vivo Acusan a Bolsonaro de falsificar documento de muertes por COVID-19 – Fm Ideal 90.1

Acusan a Bolsonaro de falsificar documento de muertes por COVID-19

Bolsonaro es acusado de falsificar documentos para afirmar que el número de muertos por la pandemia de COVID-19 era “inflado” por gobernadores y alcaldes.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: AFP

En una comisión del Senado de Brasil se acusó ayer martes al presidente Jair Bolsonaro de falsificar documentos para afirmar que el número de muertos por la pandemia de COVID-19 era “inflado” por gobernadores y alcaldes.

El grupo parlamentario tomó declaración a Alexandre Marques, un funcionario del Tribunal Federal de Cuentas (TCU) que admitió ser el autor de un “papel de trabajo” que Bolsonaro citó, como si fuera un documento oficial de ese órgano fiscalizador, para afirmar que Brasil tenía “un 50% menos de muertos” por COVID.

El mandatario hizo esa declaración en junio pasado, cuando Brasil sumaba 475.000 muertos por coronavirus (hoy son casi 570.000) y acusó a alcaldes y gobernadores de “inflar” esas cifras a fin de recibir más recursos del Estado para atender la crisis sanitaria.

La información fue desmentida en su momento por el TCU, que negó que el informe fuera elaborado por el organismo y dijo que era “un análisis personal” del auditor.

Aún así Bolsonaro insistió en que “documentos” de ese organismo admitían la posibilidad de que los muertos por covid fueran “exagerados”.

El funcionario del TCU precisó ante la comisión que ese “papel de trabajo” era solo parte de una discusión “preliminar” que fue dejada de lado cuando se constató que no había fraudes en las cifras de muertos, que por el contrario podían sufrir una “subnotificación” por falta de test en muchas zonas del país.

“Era una discusión muy inicial”, explicó el funcionario, quien confesó que le envió ese “papel de trabajo” a su padre, el coronel Ricardo Silva Marques, que a su vez se lo transmitió a Bolsonaro.

“Mi padre es amigo del presidente y se lo envió. Me indigné con eso, porque jamás imaginé que lo compartiría con alguien”, declaró.

Marques también aclaró que en el “documento” que el mandatario hizo circular se había “agregado” el logotipo del TCU, que no figuraba en el “papel de trabajo” que le había enviado a su padre y luego le había llegado a Bolsonaro.

“El discurso del presidente” sobre la base de ese “papel de trabajo” fue “totalmente irresponsable”, añadió.

De acuerdo al senador Randolfe Rodrigues, vicepresidente de la comisión, la inserción del logotipo del TCU “para darle carácter oficial” a ese documento puede suponer algo más grave que la propia difusión de información falsa.

“Podemos estar frente a un crimen contra la fe pública y un caso de falsificación de documentos”, declaró Rodrigues, del partido Red de Sostenibilidad.

El delito de falsificación de documento público está previsto en el artículo 297 del Código Penal brasileño, con sanción de dos a seis años más multa, aumentado en una sexta parte si el autor es un funcionario.

La senadora Simone Tebet también cuestionó a Bolsonaro. “No importa si hizo un documento o hizo que se hiciera el documento. En realidad hizo público un documento que fue sabiamente manipulado, falsificado. Es un delito”, dijo Simone, del Movimiento Democrático Brasileño.

En la misma línea se pronunció Humberto Costa, del Partido de los Trabajadores: “Es un criminal. El gobernante que hace esto no tiene respeto por la población, no tiene empatía, no tiene la capacidad de establecer una comprensión del sufrimiento de la gente”.

La comisión parlamentaria sobre la gestión del Gobierno de la pandemia, investiga negociaciones irregulares con vacunas entre otros asuntos, como la distribución de medicamentos sin efectividad contra el coronavirus en la red de salud pública. (EFE y OGlobo/GDA)

Fiscalía anuncia que investigará a Bolsonaro

El fiscal general de Brasil, Augusto Aras, informó que abrió una investigación preliminar contra el presidente Jair Bolsonaro, para indagar si hubo irregularidades en unos pronunciamientos del mandatario sobre las urnas electrónicas. A finales de julio, durante uno de los pronunciamientos que semanalmente realiza en vivo a través de las redes sociales, Bolsonaro levantó sospechas sobre el sistema de votación electrónica que se utiliza en el país, al que acusó de “fraudulento” sin presentar prueba alguna. La decisión responde a dos llamamientos para que Aras tomara cartas en el asunto, realizados por la magistrada del Supremo Tribunal Federal, Carmen Lúcia, tras una denuncia presentada por un grupo de parlamentarios al alto tribunal.

Lula y sus ganas de volver a ser presidente

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que lidera los sondeos de intención de voto para las elecciones de 2022 pese a que no ha formalizado su candidatura, afirmó que nunca tuvo tantas ganas de ser presidente de Brasil como ahora. “Yo aún no soy candidato. Pero estoy en la fila. Voy a confesarles que nunca tuve tantas ganas de ser presidente igual a las que tengo ahora con 75 años”, aseguró Lula en un mensaje en sus redes sociales. “No tengo derecho a jubilarme ni a quedarme quieto ni a cargar odio. Y el PT (Partido de los Trabajadores) tiene la obligación de volver (al poder). Más adelante definiremos la candidatura”, agregó.

Lula ha admitido su intención de disputar las presidenciales de 2022 desde que, en noviembre de 2019, abandonó la cárcel en la que cumplió 580 días por dos condenas por corrupción.

Fuente: Elpaís