Fm Ideal 100% Online A pesar de la a intervención policial, este martes vuelven a ocupar la sede de la UTU – Fm Ideal 90.1

A pesar de la a intervención policial, este martes vuelven a ocupar la sede de la UTU

Director señala que las medidas empleadas por el sindicato pueden producir un riesgo para “pagar los sueldos en tiempo y forma y corre riesgo el inicio de clases como está previsto”.

Policía en la UTU. Foto: Estefanía Leal.

La sede del Instituto Tecnológico Superior (ITS) de UTU es, desde ayer, el escenario en el que los docentes sindicalizados y las autoridades de le enseñanza parecen medirse sus fuerzas. Porque ayer, a la misma hora en que debía comenzar la elección de horas docentes, el centro de estudios fue ocupado. Al mediodía intervino la Policía y dispuso el fin de esa ocupación. Pocas horas después, los sindicalistas volvieron a ocupar. La Policía tuvo que regresar -incluso con la guardia de choque- y ordenó, otra vez, que se desocupe el lugar. Así fue. Pero en la asamblea de la Asociación de Funcionaros de UTU de ayer votaron que se vuelve a ocupar hoy.

El fuego cruzado entre los funcionarios sindicalizados y las autoridades de UTU viene siendo una constante desde que la dirección educativa anunció que no abriría unos 150 grupos de Montevideo y Canelones hasta que no se concretara la inscripción de estudiantes. Eso llevó a que se postergara para ayer algunas de las elecciones de horas que debieron haberse realizado a fines de diciembre. Pero según Afutu, ayer tampoco estaban dadas las condiciones para que se dé comienzo a la elección, ya que “unos 3.000 jóvenes interesados en formarse en la UTU no podrán hacerlo, debido a que muchos cursos no han sido aún autorizados”.

En concreto, Afutu denunció la “discontinuidad” de los cursos de serigrafía, orfebrería y cerámica que se dictan en la escuela de artes y artesanías Pedro Figari. También la reducción de grupos en el bachillerato de deportes y recreación. En diseño o vestimenta habría listas de espera. Y “se rumorea la inminente desaparición de Mecánica Naval” que pasaría a manos de la Armada.

Mabel Mallo, presidenta de Afutu, dijo a El País que “este no era el momento para elegir los grupos y él (el director general de UTU, Juan Pereyra) dice que no puede esperar dos semanas”. “No se puede seguir trabajando con esta incertidumbre, un año tenés grupo, al otro no, al otro sí. Así no se puede trabajar de manera profesional” agregó la sindicalista.

Por su parte, el director general de UTU, Juan Pereyra, expresó: “Como autoridad tenemos que defender el derecho a aquellos que quieran reclamar, pero también tenemos el deber de defender el derecho de quienes quieren trabajar”.

Pereyra insistió con que los grupos van a estar si es que hay alumnos. Pero que se quiere evitar “tener grupos pagando a docentes, pero que no tienen estudiantes inscriptos”.

En diálogo con Televisión Nacional, el jerarca recordó: “Si atrasamos la elección de horas, y esto se lo decimos al sindicato, corre riesgo de poderse pagar los sueldos en tiempo y forma y corre riesgo el inicio de clases como está previsto”.

Desde el sindicatos interpretaron los dichos de Pereyra como una “amenaza” a todos los trabajadores.

Las ocupaciones y la tensión de ayer retrasó la elección prevista, al menos de la mayoría de quienes debían elegir entre las ocho de la mañana y las cinco de la tarde. Porque luego de esa hora el acto eleccionario volvió a su “normalidad”, aunque con un cordón policial en la puerta.

Varias derondas de Ciencias Físico-Química, de Inglés y de Idioma Español quedaron relegadas para hoy, aunque también se prevé la ocupación.

Las autoridades de UTU dijeron que harán cumplir la normativa vigente y que, en caso de que se concrete la ocupación anunciada, llamarán otra vez a la Policía.

Educación: rama con más conflictividad en públicos

Luego de un primer año de pandemia que paralizó hasta las medidas sindicales, en 2021 aumentó la conflictividad laboral en Uruguay. Según el índice que lleva adelante la Universidad Católica, el año pasado “se registraron 79 conflictos con interrupción de actividades que involucraron a 782.870 trabajadores y por los que se perdieron 749.645 jornadas laborables”.

La construcción fue el sector con mayor conflictividad, aunque casi todos sus diferendos se dieron en el sector privado. En cambio, dentro del sector público, la educación fue la rama más conflictiva. De las cinco ocupaciones a los lugares de trabajo, dos fueron en ámbitos educativos. A eso se le suma varios paros por el recorte de grupos que denuncian los sindicatos tanto en UTU y como en Secundaria.

Fuente: Elpaís